Esperanza y expectativa, las reacciones de líderes nacionales al cese bilateral

Junio 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción

Lea aquí las reacciones de varios líderes de opinión del país al histórico acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo, firmado este jueves en La Habana.

¿Cuáles fueron las reacciones de los políticos y líderes de opinión del país ante el histórico anuncio del cese bilateral? Estas son las apreciaciones de personajes públicos nacionales de diferentes bandos sobre el anuncio de este jueves en La Habana.

Piedad Córdoba, exsenadora de la República, fue una de las primeras en decir "recibo esta noticia con mucha alegría y emoción. Indiscutiblemente hay que reconocer el esfuerzo hecho por la mesa de negociación, los delegados de las Farc y del Gobierno (…) Esta es una noticia extraordinaria para todo el mundo, para América Latina y todo el continente, porque la paz de Colombia es la paz de la región. Yo creo que ahora debemos trabajar arduamente, conocer bien los acuerdos, trabajar por los mecanismos de rectificación y luego una tarea importante preparar la reconciliación. Ustedes los medios juegan un papel muy importante, porque inciden en la gente y generan matices de opinión. No más mensajes de odio, porque Colombia esta haciendo un esfuerzo heroico para empezar a convivir”.

El asesor presidencial para el posconflicto, Rafael Pardo, indicó “el acuerdo es muy importante para Colombia y es emocionante que un grupo armado que ha tenido más de 60 años de conflicto con el Estado, con una secuela grande de guerra, llegue hasta acá. Hay fechas muy precisas para la dejación de armas y con una misión de las Naciones Unidas que va a verificar todo el proceso. Este acuerdo de paz del presidente Santos lleva casi cuatro años de trabajo, es un acuerdo que permitirá que Colombia mire hacia adelante, con una perspectiva optimista y de integración”.

César Gaviria, expresidente de Colombia, manifestó: “el acuerdo de hoy es la demostración del trabajo juicioso, tan delicado, tan detallado, que ha realizado el gobierno de Colombia con las Farc. Sin duda, de todos los procesos de paz que me ha tocado vivir en los últimos 50 años, este es el más comprensivo, el que se hizo con más inteligencia, con más paciencia, más dedicación y creo que el presidente Santos merece un reconocimiento, porque cuando uno ve la magnitud de los acuerdos tiene que reconocer que él ha actuado con sabiduría, paciencia y con un propósito indeclinable y los colombianos lo elegimos para eso”.

Por su parte, Amilkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos dijo “hoy es un día para recordarle a los colombianos que lo contrario de la paz no es la seguridad, sino la guerra. Nuestra generación –que no ha vivido un solo día de paz en Colombia- tendrá el privilegio de dejar a las generaciones venideras un país en paz. Ahora viene lo más complejo, construir la Paz y trabajar para que esta sea segura, estable y duradera, alejando la posibilidad de la reincidencia”.

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, expresó “nos dimos cuenta de que ha sido un dialogo muy serio muy responsable y que los acuerdos que se han firmado son con fechas concretas, sobre todo en la dejación de las armas de las Farc, pero sobre todo que reconocen la institucionalidad cuando dicen que se someten a la decisión de la Corte Constitucional para la refrendación de los acuerdos, creo que fue muy importante y hace posible que se construya la paz que todos hemos querido”.

[[nid:549645;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/06/ep001141904.jpg;full;{El arzobispo de Cali Darío de Jesús Monsalve junto a la gobernadora del Valle, Dilian Francisco Toro, y el alcalde de la ciudad, Maurice Armitage, invitaron a los caleños a celebrar en la Plaza de Cayzedo la firma histórica de la paz entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero.Video: Carlos Salinas | Reportería: Manuela Rubio | Elpaís.com.co}]]

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, sostuvo que es el comienzo definitivo de la paz e hizo un llamado a entrelazar las manos en símbolo de reconciliación y perdón, “hoy es un día para que las victimas tengan ese respiro de esperanza y frente a la impotencia que generan los hechos de violencia, acompañar al pueblo colombiano, sin bipartidismo de alguna índole, acompañar la comunidad, la ciudadana y la iglesia en eso se identifica claramente”.

Asimismo, Luis Augusto Castro Quiroga, presidente de la Conferencia Episcopal añadió que “la Conferencia Episcopal de Colombia reconoce este Acuerdo como un acontecimiento histórico para el país, el cual se espera que sea el primer paso para construir la paz tan anhelada por los colombianos, bajo la garantía del respeto de los derechos humanos y la promoción de la justicia en todos los rincones del territorio nacional. Ante la dejación de las armas, es perentorio que existan protocolos claros y públicos, que informen sobre el procedimiento para la destrucción de las mismas. De igual forma, que esta destrucción se realice de manera pública”.

Lea aquí: 15 preguntas clave para entender el acuerdo de cese al fuego con las Farc

Jorge Rey, gobernador de Cundinamarca dijo “reconocemos en este acuerdo una nueva era, un nuevo futuro; aplaudimos que el Gobierno Nacional, a pesar de la crítica, se haya concentrado en sacar este proceso de paz adelante. La firma del acuerdo del cese bilateral del fuego entre el Gobierno y las Farc es, sin duda, la más importante noticia que no solo fortalece la paz, sino que nos exige, como funcionarios públicos, articular nuestros esfuerzos con el Gobierno Nacional para atender a nuestra población víctima, que en Cundinamarca suma cerca de 150 mil personas”.

El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, dijo “el gran desafío de esta firma es que la paz se sienta de verdad en nuestros territorios y que los más pobres, quienes lo necesitan más, puedan ver una salud a tiempo, una educación de calidad, unos servicios públicos que funcionen y proyectos productivos para que haya felicidad para la gente”.

El presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia, Miguel Morantes añadió que "esto es muy importante, porque nos permite conocer que hay un proceso de paz en marcha y da la posibilidad de que haya justicia social. Para que podamos construir el estado social de derecho, para los trabajadores es muy importante que haya paz en Colombia y por eso apoyamos este proceso que significa el progreso del país y el bienestar de su población”.

Carlos Julio Díaz, director de la Escuela Nacional Sindical, expresó “las noticias que han llegado hoy sobre el fin del conflicto armado, es una noticia que genera mucha esperanza a los trabajadores colombianos y, de manera particular, al sindicalismo. Este ha sido uno de los sectores más golpeados por la guerra”.

Desde la academia, Alejo Vargas, Coordinador del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional, afirmó “este acuerdo pone de manifiesto cinco aspectos del punto tres de las negociaciones: cese el fuego y hostilidades bilateral y definitivo, dejación de armas, lucha contra formas de paramilitarismo y figuras de crimen organizado y garantías de seguridad. Si bien no es el acuerdo final, ya estamos en el punto de no retorno y eso es lo que hace importante este hecho hoy en La Habana”.

Darío Villamizar, politólogo e historiador y exmilitante del M-19, dijo “es un momento muy importante para el desarrollo de nosotros como colombianos. Estamos viviendo un hecho histórico. Me parece importante recordar que esto tiene unos antecedente inmediatos de hace más de 50 años que suscitaron en asesinatos”.

El facilitador de los diálogos de paz, Henry Acosta, dijo “a pesar de la muerte del Mono Jojoy, las Farc siempre han estado dispuesta a dialogar. El diálogo entre las Farc y el ex presidente Uribe fracasó, porque a Uribe le interesaba principalmente la rendición de cuentas, en cambio para Santos esto es un proceso de negociación, no de rendición”.

“Aplaudimos el mensaje esperanzador y a la vez comprometedor a la conciencia transformadora de los movimientos sociales del país. El acuerdo del fin del conflicto nos convoca a ampliar y fortalecer los procesos de articulación social, para continuar desbrozando los caminos que conduzcan definitivamente a esta Colombia sufrida hacia una sociedad del buen vivir”, manifestó la Asociación Minga de Colombia.

El Movimiento Feminista Ruta Pacifica de las Mujeres dejó claro que “este hecho sin precedentes en la historia de Colombia se convierte en un hito que nutre nuestra fuerza movilizadora para seguir construyendo el país que soñamos. Felicitamos a las partes, quienes por medio de diálogos y persistencia, han podido llegar lejos, más allá de odios, oposición y rencores; así han dado un sí a la paz y a la esperanza de miles de colombianas y colombianos”.

Alejandro Santos, director de la Revista Semana, aclaró “no quiere decir que este sea un acuerdo final, faltan temas muy importantes y sensibles de política y justicia. Los desafíos para el país no solo van a ser los de las negociaciones en ciertos temas que están por concretar, sino para los desafíos para los colombianos y los medios de comunicación”.

“Siempre pensé que iba a ser complejo y difícil. Este es un acontecimiento que va a ser celebrado en el mundo y en el vaticano la gente va a salir a las calles a celebrar lo que esta pasando. Se firmo la paz entre nosotros y se acabo la victimización”, dijo el padre jesuita Francisco de Roux. 

Por su parte, Marcela Amaya, gobernadora del Meta, manifestó “el desafío para el departamento del Meta es consolidar la paz territorial y la gran oportunidad para un desarrollo económico y social de nuestro departamento para de la región”.

El senador Iván Cepeda dijo “es un acuerdo trascendente e histórico, nos llena de felicidad y convicción de que vamos a una nueva etapa en Colombia con la posibilidad de convivencia pacifica y democrática, en la que desaparezca la violencia”.

Cristina Plazas Michelsen, directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, indicó “estamos contentos, pero para que logremos una paz verdadera y sostenible debe ser con nuestras acciones diarias”.

La senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, manifestó en su cuenta de Twitter: "¿Qué dicen los que prometían paz del comunicado donde en alianza con un grupo terrorista, Santos anuncia la guerra contra los otros terroristas?"

El senador del mismo partido, Alfredo Rangel, escribió también en la red social "desde el exterior analizando el acuerdo de hoy, 23 zonas y 8 campamentos son demasiadas y serán difíciles de controlar. Celac sin experiencia".

El negociador de las Farc en Cuba, alias Rodrigo Granda, dijo “el acuerdo es uno de los asuntos más importantes que se ha logrado en estos cinco años en La Habana y hay una alegría inmensa en los invitados y la comunidad internacional que ve la luz del túnel”.

Alias Pastor Alape, miembro de las Farc, enfatizó “la gente se puede tranquilizar porque sus hijos pueden salir a la calle, ya no van a ser reclutados. No tendrán que irse a las montañas a hacer resistencia, porque van a ser asesinados, no se va a desaparecer a ninguno y el Esmad va a dejar de triturar a la gente. Vamos a tejer con puntadas firmes en este acuerdo de hoy en materia de dejación de las armas”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad