“Esperamos que las Farc sigan en la mesa, así gane el No”: Alfredo Rangel

Agosto 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País

Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático, dijo que buscan renegociar al menos dos puntos de ya los acordados. “En el uribismo no hay fractura”.

El Centro Democrático emprenderá su campaña para que los colombianos voten No en el Plebiscito por la Paz.  El miércoles se hizo oficial la decisión, que durante varias semanas puso en aprietos al partido. Lea también: “Emprendemos la campaña por el No al plebiscito”: Álvaro Uribe

El  senador Alfredo Rangel,  quien impulsó esta posición en el uribismo, advirtió que si el Sí gana en las urnas, pero en el 2018 su partido llega a la Presidencia, modificarán vía legislativa los acuerdos en los puntos con los que no están de acuerdo.

¿Por qué finalmente el Centro Democrático se inclinó por hacer campaña por el No en el plebiscito?

En primer lugar, por el cambio de las reglas del juego, porque el Gobierno de manera tramposa hizo bajar el umbral del 50 % al 13 % y eso hace que la abstención no sea una opción. Con ese umbral tan bajito fácilmente los partidarios del Sí pueden ganar el plebiscito. Además, el Centro Democrático no quiere proyectar la imagen de un partido dubitativo entre el Sí y el No y que por  esa razón se abstiene. No, el Centro Democrático es un partido  muy claro, muy contundente en  sus posiciones y desde el comienzo del proceso de paz ha señalado críticas e inconveniencias  en muchos de los acuerdos que se han pactado en La Habana.

¿Cómo quedó la balanza en el interior del partido tras la puja?

Nunca hubo una votación estrictamente dicha. Hubo un debate álgido donde hubo serios argumentos de lado y lado. Se hizo una discusión democrática, participativa, se consultó a las bases del partido, a los  concejales, diputados, congresistas,  a la Dirección Nacional y mayoritariamente la inclinación fue por el No.  Unos  militantes expusieron la abstención, de ellos, algunos se convencieron de la conveniencia del No y otros simplemente aceptaron  la  decisión mayoritaria. 

Pero en las últimas semanas se dijo que el partido estaba fracturado por este tema...

No hubo fractura. Es un partido deliberante que tiene una dinámica de discusión interna muy animada y ninguna de esas decisiones provocan rupturas entre la militancia.

¿Y dónde quedará el Centro Democrático si finalmente gana el Sí?

Le voy a decir lo que pasa si gana el No: el Centro Democrático llamará al Gobierno a mantenerse en las mesa de conversaciones para ampliar la participación de los partidos de la oposición para que sus opiniones sean tenidas en cuenta en una  renegociación  de los temas  inconvenientes de los acuerdos de paz como la impunidad para  los responsables de crímenes atroces que no van a pagar cárcel, la elegibilidad de  los responsables de delitos de lesa humanidad que se les va a premiar con una curul gratis en el Congreso.  Creemos que se les debe exigir a las Farc que entreguen los recursos del narcotráfico, resarcir a las víctimas, que el narcotráfico no puede ser declarado un delito político.

¿Y si gana el Sí, qué va a ser del Centro Democrático?

Obviamente no podríamos interponer ninguna otra medida, aparte de la demanda  ante la Corte Constitucional del Acto  Legislativo Para la Paz, que establece una vía rápida en el Congreso para la puesta en marcha de los  acuerdos y que le da facultades legislativas al presidente Santos durante un año para legislar sobre esos acuerdos de paz. Pero advertimos que si el Centro Democrático llega a ganar la Presidencia en 2018, así haya ganado el Sí en el plebiscito, haríamos lo posible desde el Gobierno para ajustar lo que nos parece inconveniente en esos acuerdos.

Si ya se dijo que Sí en las urnas, ¿eso no sería ir en contra de lo que quiere la gente?

Hemos insistido en que las Farc no tienen plena y legítima seguridad jurídica cuando se trata de acuerdos de impunidad porque eso va en contra de la legislación nacional. Eso es rechazado por la comunidad internacional y, por ejemplo, en Argentina y Guatemala esas amnistías generales se han echado para atrás, incluso en algunos casos en que han sido apoyadas mediante refrendación popular. La impunidad no brinda seguridad jurídica, y somos claros: si se llega a aprobar el plebiscito y el uribismo llega al Gobierno en el 2018, haremos lo posible porque haya mínimos estándares de justicia que garanticen una paz estable y duradera.

¿El Centro Democrático está seguro de que las Farc van a seguir en la mesa  de diálogos en caso de que gane el No?

Confiamos en que las Farc cumplan su palabra. Desde el primer momento fue claro que la última palabra la iba a tener la ciudadanía mediante la consulta popular, las Farc saben eso y continuaron en la negociación. Ellos han expresado que si gana el No en el plebiscito no se levantan de la mesa, no vuelven a la violencia y nosotros nos atenemos a que cumplan su palabra.

¿O sea que su partido cree más en la palabra de las Farc que en la del Gobierno?

En este tema específico el Gobierno queriendo chantajear a la opinión pública señaló que tenía conocimiento de que las Farc tenían planes detalladísimos para desarrollar una escalada  de violencia urbana si se perdía el plebiscito, ocho días después la guerrilla desmintió ese chantaje y señaló que se iban a mantener en la mesa de negociación. Esperamos que  sea así.

Esta semana se ha empezado a hablar del ‘plebisantos’. ¿Creen que es más fácil ganar si se mezcla el proceso de paz con la gestión del Gobierno?

Es inevitable que en estos plebiscitos la votación de los ciudadanos rebase el tema por  el que fue convocado  y se amplíe en  muchos casos hacía un balance de la gestión del Gobierno. Sucedió en el  caso del ‘Brexit’ de  Inglaterra y ocurrirá con un Gobierno que tiene solo el 16 % de aprobación. Es inevitable que  mucha gente participe no solo votando en contra de los acuerdos sino votando en contra de la gestión de Santos.

Dudas del Consejo de Estado El presidente del Consejo de Estado, Danilo Rojas,  señaló que no entiende la propuesta del presidente de la República, Juan Manuel Santos, de convocar el plebiscito antes de firmar el acuerdo final de paz. El magistrado indicó que la Ley del Plebiscito que la Corte Constitucional avaló  “establece que el plebiscito es para refrendar el acuerdo final. Entonces, en realidad no entiendo la propuesta, a no ser que la Corte haya condicionado algún punto”. Para salir del embrollo, dijo  el  magistrado,  se requiere la sentencia definitiva de la Corte y estimó que está de acuerdo con su aval al plebiscito: “Siempre creímos en la constitucionalidad de ese mecanismo. Lo que sigue es una gran participación”. Entre tanto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo,  aclaró que  durante la campaña el Centro Democrático tendrá todas las garantías, pero dijo que espera que en algún momento ese partido respete a los colombianos y reconozca los resultados que se den en la refrendación. “Dicen que el plebiscito es ilegítimo, pero participan con el No, y no se comprometen a reconocer la votación de los colombianos frente al proceso de paz en La Habana. Con cara gano  yo, y con sello pierde usted, parece ser la consigna del Centro Democrático”, dijo.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad