"Es hora de que las Farc digan qué les pasó a los diputados": Familiares de víctimas

Julio 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

El 12 de septiembre del 2013 se velaron en cámara ardiente en la Asamblea del Valle los restos despojos mortales de los diputados asesinados por las Farc.

Familiares de los diputados exigieron a ‘Pablo Catatumbo’ que se revele ya, y de frente, la verdad de la muerte de sus allegados.

Los familiares de los diputados del Valle asesinados cuando estaban secuestrados por las Farc le  exigieron a esa guerrilla que se les diga ya y “frente a frente” toda la verdad sobre lo ocurrido con sus seres queridos antes de que se terminen las negociaciones en La Habana.

Escuché aquí  la versión de John Jairo Hoyos García, hijo de Jairo Javier Hoyos Salcedo, sobre la muerte de los asambleístas.

“Catorce años después de que se los hubiesen llevado de la Asamblea es una verdad que nos merecemos, que frente a frente se nos diga qué fue lo que realmente pasó, como parte de esa paz que nos merecemos los colombianos”, afirmó Carolina Charry, hija del diputado Carlos Alberto Charry.

La reacción de las familias se produjo al  conocer las declaraciones de ‘Pablo Catatumbo’,  el jefe de esa guerrilla en el Suroccidente, quien dijo el domingo en entrevista con El País que tiene “toda la disposición” para “aportar verdad” sobre los trágicos hechos ocurridos el 18 de junio de 2007.

Lea aquí: "Nunca buscamos intencionalmente la muerte de diputados": 'Pablo Catatumbo'. 

“Es un proceso complejo, donde tendremos que considerar un contexto y unas realidades derivadas de la dinámica de la cruenta guerra que vivimos, así como las circunstancias concretas en las que se produjo ese triste resultado”, afirmó el hoy negociador en La Habana.

‘Catatumbo’ también dijo que: “Nunca buscamos intencionalmente las muertes de los diputados, nunca planeamos ni previmos ese desenlace”.

Al respecto, la hija del asambleísta inmolado sostuvo que “es inaceptable que ‘Catatumbo’ diga que no era previsible que las cosas podían terminar así. En las  circunstancias que vivía el país en esa época sí era previsible, claro que era una opción, máxime cuando el Presidente de entonces era renuente a una negociación y al acuerdo humanitario y había antecedentes, como lo ocurrido con el Gobernador de Antioquia”.

Por ello, insistió en que las Farc revelen esa verdad sobre lo ocurrido “antes de que se firme la paz en La Habana, para que no sea un compromiso más que queda en el papel”.

Con ella coincidió Ángela Giraldo, hermana del asambleísta Francisco Giraldo, quien señaló que “las Farc planearon milimétricamente el secuestro de los diputados y debieron haber previsto que al dejar personas indefensas en zonas de combate los estaban exponiendo a ser asesinados”.

Y añadió: “Mi papá se reunió con ‘Catatumbo’ en el 2002, a los pocos meses del secuestro... y él le  dijo que no podía intermediar para la liberación, pues hacían parte de los canjeables a través del intercambio humanitario, que lo único que le podía prometer era proteger sus vidas, siempre y cuando no hubiese un rescate militar...”.

En su opinión, “por supuesto que no previeron el asesinato y lo debieron hacer, pues ese desenlace era previsible... Ese fue su grave error y son los únicos responsables de esta masacre, que era una muerte anunciada”.

“Las Farc deben reconocer su responsabilidad frente a este hecho atroz, mostrar arrepentimiento y comprometerse con la no repetición”, añadió.

“De frente”

A su vez,   John Jairo Hoyos García, hijo de Jairo Javier Hoyos Salcedo, otro de los diputados fallecidos tras más de cinco años de plagio, indicó: “creo que este es el momento para que la guerrilla de las Farc cuente la verdad sobre la muerte de mi padre y sus compañeros” y  agregó que “la paz en Colombia no se puede construir bajo el silencio que encubre las mentiras”.

Descargue aquí la carta de Jairo Javier Hoyos.

En carta enviada  ayer a ‘Catatumbo’, al presidente Juan Manuel Santos, y al resto de los integrantes de la mesa de   La Habana, Hoyos García también afirmó: “Me pregunto si la muerte de los diputados, como tanto dicen las Farc, fue un hecho fortuito de la guerra o fue una retaliación, un acto premeditado, perverso y cargado de sentimientos de venganza por la muerte de alias JJ a manos del Ejército colombiano”.

De ahí que el hijo de Hoyos Salcedo concluyó su misiva diciendo que “extiendo al señor ‘Catatumbo’ una invitación para que cuente la verdad frente a mi persona, los familiares de los diputados y los colombianos, seguro de que lo escucharemos de forma respetuosa y confrontaremos su verdad como un insumo definitivo para construir el nuevo destino de Colombia con una visión democrática, de justicia social y recuperación del tiempo perdido”.

La  misma exigencia fue hecha por Diego Quintero, hermano de Alberto Quintero, otro de los políticos asesinados,  para quien, sin embargo, resulta “esperanzador escuchar a ‘Pablo Catatumbo’ decir que sí van a decir la verdad de lo que   pasó, que es lo que hemos venido reclamando los familiares de los diputados asesinados”.

Él “confía en que esa verdad nos la digan mirándonos a los ojos, porque los ojos son el espejo del alma y entonces sabremos si lo que nos están diciendo es cierto o no, pero necesitamos que ese espacio se dé ya, bien sea en La Habana, donde se está negociando la paz, o en Cali, de donde fueron sacados  nuestros seres queridos para luego ser asesinados en estado de indefensión”.

“Siempre me ha preocupado que llegue el acuerdo de paz y no se diga qué papel jugamos nosotros, pero con la entrevista la expectativa frente a lo sucedido con nuestros seres queridos es más clara”, puntualizó.

De igual forma, Carlos Orozco, hermano de Nacianceno Orozco, quien también fuera secuestrado y muerto por las Farc, señaló que “aquí la verdad sigue siendo a medias. Ellos han estado dilatando las explicaciones y creo que deben hacerlo de una vez por todas, de frente. Si queremos paz, necesitamos verdad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad