Entregan balance positivo de desminado en El Orejón

Noviembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa

Esta vereda, ubicada en el municipio de Briceño, Antioquia, es la primera donde se implementó el acuerdo sobre limpieza y descontaminación de minas antipersonal.

Tras siete meses de trabajo, las delegaciones del Gobierno y las Farc entregaron un balance de la implementación del acuerdo sobre limpieza y descontaminación de minas antipersonal, que se adelanta en la vereda El Orejón, municipio de Briceño, Antioquia. 

En un comunicado conjunto, las partes informaron que soldados del Batallón de Desminado del Ejercito han desactivado en total 33 artefactos explosivos, gracias al despeje de cerca de 14 mil metros cuadrados de territorio. 

Lea también: Cauca, la zona con más víctimas de minas antipersonales en Colombia

Asimismo, se definieron con la comunidad proyectos de desarrollo social e infraestructura para atender sus necesidades, así como el estudio de la implementación de proyectos de sustitución de cultivos de uso ilícito.

Lo anterior con recursos del Gobierno a través del Ministerio de Relaciones Exteriores. “Sin duda este proyecto piloto se constituye en un ejemplo palpable para el país, como resultado no solo de un proceso democrático en el territorio sino, además, como el fruto de las conversaciones que se adelantan en La Habana”, señalaron las partes. 

En ese sentido, con el aporte de información por parte de las Farc, la coordinación de la Organización Ayuda Popular Noruega, APN, así como el acompañamiento de Cuba y Noruega; las partes confían en que antes de finalizar el año se pueda entregar este territorio libre de sospecha de presencia de artefactos explosivos. 

Esto “con el único propósito de que sus habitantes puedan recobrar la tranquilidad y mantener la esperanza de un futuro mejor”, dice el comunicado. 

Farc propone territorios especiales de paz

De otro lado, desde La Habana, la guerrilla propuso la creación de territorios especiales para la paz “Terrepaz”, en los que piden que exista acompañamiento internacional, veeduría popular y ciudadana. 

Se trata de zonas geográficas organizadas de manera excepcional “que tendrán un régimen especial protegido constitucionalmente y con regulaciones específicas sobre la organización política, económica y social entre otras, así como las concernientes a las medidas y acciones reparativas en desarrollo de la justicia restaurativa”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad