El tiempo es ahora el gran riesgo para llegar a la paz

Octubre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
El tiempo es ahora el gran riesgo para llegar a la paz

El Presidente Juan Manuel Santos y miembros del equipo negociador se reunieron con el expresidente Álvaro Uribe y un grupo que lideró el No en el plebiscito en torno al diálogo nacional convocado por el Jefe de Estado.

Después de la cita entre Santos y Uribe, analistas coinciden en que el éxito del proceso depende de que los ajustes se definan y se hagan con prontitud.

Analistas políticos y observadores coincidieron en que la reunión entre el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe dejó un balance positivo, de cara a superar la crisis que enfrenta el proceso de paz con las Farc luego del triunfo del No en el plebiscito.

Lea también: "Estamos muy cerca de lograr la paz", dice Santos

No obstante, advirtieron que el tiempo que dure este diálogo entre el Gobierno y la oposición, será el gran determinante de éxito o fracaso en la búsqueda de un acuerdo que ponfa fin definitivo al conflicto con la guerrilla.

El asesor para el Posconflicto de Cali y coordinador del plebiscito, Óscar Gamboa, indicó que  aunque cree que hay "algunos puntos que no se van a resolver de un día para otro", sí debe haber celeridad en lograr resultados en estos contactos.

"Una dilación en el tiempo nos lleva a un riesgo enorme de impaciencia por parte de actores de la guerra que pescan en río revuelto para echar por la borda todo un trabajo. Ojalá estas discusiones avancen con celeridad y responsabilidad", aseveró. 

Para Gamboa, al final de octubre el Gobierno y los promotores del No deben mostrar claridades y puntos de equilibrio en lo dialogado. "Se debe ajustar lo ajustable para recomponer lo que se tenga que recomponer y que no se descarrile el vagón", agregó.

Por su parte Cristian Rojas, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana, dijo que el mayor problema es el tiempo. 

“Me siento optimista en el sentido que veo viable que haya un nuevo acuerdo y que no se va a acabar el proceso. Sin embargo, que va a ser una negociación cordial, expedita que termine pronto y que todos seamos felices, eso no lo creo. Creo que será una negociación dura y larga. No se puede ser tan romántico y pensar que de aquí a diciembre vamos a tener un nuevo acuerdo, el proceso de renegociación va tomar tiempo”, concluyó.

Alberto Valencia, Profesor de Univalle y Doctor en Sociología, cree que aunque la situación es compleja, es muy importante que los dos líderes políticos se hayan encontrado después de tantos desacuerdos. 

“Hay dos puntos importantes para que esta situación termine de manera positiva: una es que los negociadores del No hagan propuestas viables, sin ánimos de sabotear la negociación. Y otra es que las Farc entiendan que deben renegociar". 

Resalto que Las Farc deben entender que "de haber ganado el Sí, con un ambiente tan polarizado, eso significaba tener la mitad en contra del proceso. Eso terminaría por ser contraproducente y peligroso en términos de seguridad para los mismos miembros de las Farc. Grupos en contra del proceso podrían atentar contra ellos”, aseguró.

Carlos Arévalo, profesor de Derecho Internacional de la Universidad de La Sabana, aseguró que uno de los mayores obstáculos es que las Farc quieran renegociar y estén dispuestas a modificar los puntos críticos que el Centro Democrático considera como inaceptables. 

“Por las declaraciones iniciales de Rodrigo Londoño, uno pensaría que sí hay esa voluntad. Y esta es una buena oportunidad para que demuestren que quieren la paz. Sin embargo, también ha expresado que los acuerdos ya están en firme, contradiciendo lo que dice la Corte Constitucional y lo que ellos mismos dijeron: que se iban a refrendar y que esa refrendación sería vinculante”. 

“¿Qué tiene que pasar? Que no haya ningún interés político que impida que el nuevo acuerdo se construya lo antes posible, es decir, que no vayan a dilatar el proceso buscando sacar réditos políticos para las elecciones de 2018”, agregó.

Para el exministro y analista Camilo González Posso, lo más importante que dejó este encuentro fue la implementación de una mesa con representantes de ambas partes para continuar con la discusión de los puntos de divergencia. 

"Lo importante es que las dos intervenciones suponen la permanencia de una mesa de negociación entre ellos, así como la permanencia del cese al fuego bilateral y el seguimiento por parte de las Naciones Unidas, ONU, del proceso con la guerrilla”.

Sin embargo, señaló que no deben existir pretensiones de una fecha límite para llegar a acuerdos. “Ya está demostrado que fijar plazos es una mala manera de enfrentar una conversación. Lo mejor es que se den los pasos correctos y corregirlos”, enfatizó.

Lea también: "El presidente manifestó su voluntad para buscar nuevo acuerdo de paz", dice Uribe

El politólogo y constitucionalista, Juan Manuel Charry, dice que el grupo que conformó el expresidente y senador Álvaro Uribe para debatir puntos cruciales de los acuerdos con el Gobierno es una “fórmula de paz” porque Camilo Gómez y Carlos Holmes Trujillo fueron comisionados de Paz, conocen el tema y tienen experiencia. 

Y aunque el director del Centro de Estudios para el Análisis del Conflicto, Cerac, Jorge Restrepo, destaca que esta vez las conversaciones no se han roto porque hay  acuerdo y no ha violencia, hay quienes dicen que lo que hay detrás de la reunión de ayer es un reacomodo de la fuerza política del expresidente Uribe.

El exprocurador General de la Nación, Jaime Bernal Cuéllar, sostuvo que los resultados de los comicios del domingo también hacen parte de otra enseñanza: “Hay que hacer pronto un estatuto de la oposición, porque muchas personas que sienten que no tienen voz están comunicándole al uribismo sus inquietudes para que ellos las expresen y creo que eso lo está fortaleciendo”.

Agregó que del encuentro hay que ver lo positivo porque se están demostrando varias cosas. Que  hay un acuerdo nacional para respaldar la paz;  que ya está claro que hay que corregir algunos errores porque la votación fue un rechazo a la conducta de las Farc; que las campañas del Sí y el No se manejaron con criterios políticos, pero “todo puede remediarse, porque los cinco o seis temas de la agenda tratados durante seis años,  ninguno fue rechazado integralmente, por lo que se les puede buscar fórmulas alternas”.

Entra tanto, el representante del comité de 'Ciudadanos del Valle por el No', Christian Garcés, manifestó que se notó en las declaraciones, tanto de Santos como de Uribe, el respeto por las posiciones reconociendo la importancia de buscar ajustes que permitan un nuevo pacto.

"Espero que todos estemos dispuestos a ceder algo para lograr la paz. Estoy convencido que en diciembre podemos celebrar el fin de año con un pacto nacional porque hay un documento de 297 páginas que no se aprobó pero sobre el cual ya se conocen la diferencias", indicó Garcés, quien precisó que el Centro Democrático no presentará nuevas propuestas porque ya lo ha hecho a lo largo del proceso por las Farc.

Además, resaltó que el principal obstáculo en estos diálogos entre Gobierno y oposición es "cómo lograr que los jefes guerrilleros participen de la política, y al mismo tiempo, los que han cometido delitos de lesa humanidad, respondan como obliga la justicia penal internacional".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad