El proceso de paz se estancó en la discusión de las víctimas

El proceso de paz se estancó en la discusión de las víctimas

Junio 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Beltrán | Colprensa

En el año que ha durado la búsqueda de un acuerdo en este punto, las Farc y el Gobierno han logrado concretar la creación de la Comisión de la Verdad, el desminado humanitario y el no reclutamiento de menores. Santos dice que pronto habrá consenso.

[[nid:437829;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/guerra-cauca.jpg;full;{60 personas que representan a las víctimas del Gobierno, las Farc y los paramilitares participaron en la mesa de conversaciones en La Habana. Zonas como el Cauca han aumentado la larga lista de víctimas en el país. Foto: Jorge Orozco | El País}]]

"Hay que dejar atrás los sentimientos de odio y de venganza, si queremos tener una patria en paz”.  Lea también: Gobierno y Farc retomarán el próximo 3 de julio el ciclo 38 de los diálogos

Así lo sostuvo el jefe negociador de las Farc, ‘Iván Márquez’, al iniciar la discusión sobre las víctimas, punto que exige encontrar la fórmula para darles verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. 

Dicha premisa parece desdibujarse en el terreno de juego, pues cerca de ajustar un año de discusión en este tema, aumentan las víctimas en el país tras una escalada de violencia que produjo la suspensión del cese unilateral de las Farc. 

Sin embargo, lejos de verse afectada por las críticas de una opinión pública saturada de acciones violentas de la guerrilla, la mesa ha mostrado avances concretos para resarcir a las víctimas, como la creación de la Comisión de la Verdad, el inicio del desminado humanitario y el acuerdo para frenar el reclutamiento de menores. 

Un año atrás, el reconocimiento de las víctimas, la responsabilidad con los afectados por el conflicto, la satisfacción de los derechos de las víctimas, su participación, el esclarecimiento de la verdad, la reparación, garantías de protección y seguridad, garantías de no repetición, reconciliación y un enfoque de derechos fueron los principios definidos por las partes para concentrar los eventuales acuerdos. 

Y aunque todos tienen vital importancia, el reconocimiento de la condición de víctimas y la responsabilidad frente a las mismas, son los dos ejes principales sobre los que se concentran las mayores diferencias entre las partes a lo largo de todo el proceso.

Para intentar dirimirlas, la mesa recibió y escuchó a 60 víctimas que entregaron sus testimonios ante los dos equipos negociadores, con el fin de que sus demandas sean consideradas en un eventual acuerdo final. 

Para el general Luis Mendieta, quien permaneció secuestrado por las Farc durante más de once años y estuvo presente en la mesa, la demora en el acuerdo responde a que, contrario a los discursos que emiten en la mesa, la subversión no quiere asumir responsabilidades en la guerra. 

“Las Farc deben aceptar que han ocasionado víctimas y que son victimarios, ese es el punto en el que no han querido ceder. Deben aceptar que han ocasionado muchos desastres y que deben reparar, queremos saber cuál será su verdad y sus garantías de no repetición, porque es una incoherencia que mientras hacen acuerdos verbales allá, al otro día cometen toda clase de delitos”, dijo Mendieta. 

Si bien por primera vez en su historia, la guerrilla admitió en el curso de la discusión que sus acciones han afectado a población civil, aclararon que la misma no ha sido “blanco principal ni secundario” de sus filas, por lo que han sido recurrentes en señalar como principales victimarios al Estado y a las estructuras paramilitares. 

José Antequera, hijo del asesinado dirigente de izquierda del mismo nombre y quien también participó en la mesa de diálogos en condición de víctima, asegura que pese a los esfuerzos, el Gobierno también se ha mostrado distante del reconocimiento de algunos crímenes de Estado. 

“Por la actitud del Gobierno de que todo está resuelto en la Ley de Víctimas y que solo hay que agregar el tema de las responsabilidad de las Farc, es que se ha demorado la concreción del acuerdo”, argumentó Antequera ante la queja recurrente de la guerrilla, sobre la ausencia de propuestas del Ejecutivo en cuanto a la reparación. 

En ese vaivén de mensajes en la mesa para que se destapen los archivos secretos, se ceda a una tregua bilateral y para que los actores asuman como grandes responsables de las masacres y crímenes en el país, el punto de víctimas sigue sin concluirse. 

No en vano, el reto de la mesa es uno de los más álgidos, pues según Carlos Medina Gallego, director del grupo de Investigación en Seguridad y Defensa de la Universidad Nacional especializado en conflicto armado, al grueso de propuestas para la reparación integral se sumó el ingrediente de la justicia, el desescalamiento y el desminado, que si bien están ligados a las víctimas, han cambiado el ritmo de la negociación. 

“Aunque el centro son las víctimas, la mesa está analizando cómo saldar las cuentas con el pasado y el modelo de justicia que se debe aplicar para resolver el conflicto. Por un lado está la justicia transicional que demanda sanción, y la que proponen las Farc, que tiene que ver con el reconocimiento de que hay un delito político con unos conexos que implican un tratamiento diferenciado”, advirtió el experto. 

Lo cierto es que hay una premura por materializar lo acordado en Cuba, por lo que desde varios sectores ya se exige celeridad en los acuerdos políticos parciales para que pese a las salvedades que tengan las partes, se presenten resultados sobre el tema de víctimas que puedan ser ponderados de manera positiva por la opinión pública. Lea también: Farc proponen fondo especial para reparación a víctimas con 3% de PIB

Precisamente, el director de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), Marco Romero, destaca que a pesar del impasse que atraviesa el proceso, la mesa sigue produciendo acuerdos, aunque no de manera integral como se dio en los acuerdos relacionados al narcotráfico, la participación política o la reforma agraria. 

Incluso el presidente Juan Manuel Santos ha sido enfático en resaltar que la mesa de negociación en La Habana está a un solo punto de lograr culminar el tema de víctimas. 

“Por primera vez en Colombia se pone a las víctimas en medio de la solución del conflicto y ellas tienen derecho a la verdad, la reparación y la justicia. Vamos en dos de los tres puntos de este tema, porque el derecho a la verdad ya se negoció con la creación de la Comisión de la Verdad, el derecho a la reparación estamos a punto de lograrlo y falta el de la justicia que es tal vez el más complejo”, señaló Santos. 

Insistiendo en los avances, el Mandatario hizo un llamado a las Farc para acelerar el proceso con el fin de desescalar el conflicto armado, recalcando que sí ven una acción por parte de este grupo guerrillero para lograrlo, el Gobierno también estará dispuesto a hacerlo, pero a su ritmo, mientras se aceleran las negociaciones. 

Así las cosas, las expectativas por lo que podría salir del actual período de negociaciones serán más grandes que las anteriores, pues al conocer acuerdos parciales en la reparación a las víctimas llegará el momento en que el balón de la negociación estará en el terreno de las Farc, en donde además de reconocer su responsabilidad en el conflicto, empezarán a adentrarse en el tema de la justicia transicional.

Recuerde  Las conversaciones de paz se iniciaron oficialmente en octubre de 2012 en La Habana, Cuba.  El Gobierno Nacional explicó que los diálogos tendrían cuatro etapas consistentes en los acercamientos secretos, que duraron seis meses; la concreción de los acuerdos, que es la fase actual;  la tercera, que consiste en la refrendación y la última etapa que será la implementación de los acuerdos o posconflicto. La agenda de conversaciones fue pactada con cinco puntos:  el desarrollo agrario, la participación en política, la política de drogas ilícitas (que ya fueron acordados por el Gobierno y las Farc) y la terminación del conflicto y la reparación a las víctimas que han dejado más de 50 años de conflicto armado.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad