¿El Premio Nobel servirá para consolidar la paz en Colombia?

¿El Premio Nobel servirá para consolidar la paz en Colombia?

Diciembre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
¿El Premio Nobel servirá para consolidar la paz en Colombia?

El presidente Juan Manuel Santos, al ser notificado del premio, dijo que era para Colombia y las víctimas del conflicto. Con algunas de ellas viajó a Oslo, Noruega, para recibir el galardón y les hizo un homenaje en el discurso.

Más allá de ser una honrosa distinción, el galardón a Santos pone al país en el centro de la atención mundial. ¿Cuál es su efecto concreto?

El 2 de octubre, a las 5:30 p.m., el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc quedó moribundo. El triunfo del No ese domingo impedía que se implementara el acuerdo que permitía la terminación del conflicto que durante  medio siglo desangró al país. Lea también: Las lecciones que deja la apuesta de Santos por la paz

Cinco días después, la paz volvió a revivir: el viernes 7 de octubre los colombianos amanecieron con la noticia de que el presidente, Juan Manuel Santos, se había ganado el Premio Nobel de Paz por sus “esfuerzos tenaces para poner fin a una guerra civil de más de 50 años”.

Ese día el Jefe de Estado aseguró que el galardón era un “mandato” para seguir trabajando, “sin descanso.  A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días”.

En los cincuenta días siguientes se convocó a reuniones con la oposición que enarboló la bandera del No, se logró la consolidación de 57 ejes temáticos de los que luego, en La Habana junto a la guerrilla fueron incluidos 56 en el acuerdo final que fue firmado el pasado 24 de noviembre.

Por eso, el presidente Santos, admitió el viernes que “el Nobel fue un regalo del cielo” para el proceso de paz colombiano, pero analistas le dan  ángulos distintos.

Jorge Restrepo, director del Centro de Análisis para la Resolución de Conflictos, Cerac, sostuvo que sin el Premio Nobel no hubiese podido existir el nuevo acuerdo. Además, la negociación con la oposición encontró a un Gobierno “fortalecido, con autoridad moral y respaldo internacional que ofrece ese premio”.

Mientras que, considera, para la implementación  el premio incrementa la posibilidad de que el acuerdo  no sea rechazado y sus elementos principales repelidos en un futuro gobierno. “El premio —para mí—  hace más sostenible la paz que trae ese acuerdo”, insistió.

Pero el analista político John Mario González dijo que el logro es más importante a nivel personal que por los efectos que pueda tener en la coyuntura en la que se encuentra el proceso.

“Es un tema de doble vía. Es importante para el país el reconocimiento del Premio Nobel, pero creo que el proceso de paz está en un limbo muy grande. El Gobierno ha intentado actuar con optimismo y ha hecho un buen esfuerzo, pero todo lo que ha sucedido hasta ahora es simbólico”, explicó.

El acto  en el Teatro Colón y la refrendación por parte del Congreso, subraya González, son actos simbólicos y por ello ahora lo que se necesitan son acciones que representen realmente la seguridad jurídica de lo acordado.

Procesos en los que el Nobel ayudó  1998- Paz en el Ulster: Los arquitectos de la reconciliación en Irlanda del Norte, el protestante David Trimble y el líder católico nacionalista John Hume, fueron galardonados en reconocimiento por “sus esfuerzos para encontrar una solución pacífica” a 30 años de un conflicto que dejó 3600 muertos. 1994: El jefe de la Organización para la Liberación de Palestina, Yaser Arafat, y el primer ministro israelí Yitzhak Rabin, fueron recompensados “por sus esfuerzos para lograr la paz en Medio Oriente”. 1993 - El fin del apartheid:  El héroe de la lucha contra el régimen racista de Sudáfrica, Nelson Mandela, recibió el Nobel de la Paz con Frederik de Klerk, su excarcelero, por sus esfuerzos de reconciliación y por “haber colocado a Sudáfrica en camino para convertirse en una democracia multiracial”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad