El miedo volvió a rondar al Cauca tras el No en el plebiscito

El miedo volvió a rondar al Cauca tras el No en el plebiscito

Octubre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
El miedo volvió a rondar al Cauca tras el No en el plebiscito

Los habitantes de Corinto no quieren que la guerra vuelva a sus localidades. Piden que se llegue pronto a un nuevo acuerdo de paz con las Farc.

Mantener el cese bilateral, una de las claves para que el temor entre la población no vuelva a germinar.

Tras la derrota del plebiscito, la realidad para los actores de la guerra cambió de una expectativa de desmovilización y pronta seguridad jurídica a un escenario limbo.

Y el limbo traía varias posibilidades: que los guerrilleros dejaran de creer en sus jefes que permanecen en Cuba; que creciera el  riesgo sobre su seguridad personal y que, con el paso de los días, todo desembocara en un choque con la Fuerza Pública.

De ahí la importancia de las medidas que se anunciaron el pasado viernes desde La Habana, entre ellas, la continuación del cese el fuego bilateral y del mecanismo de monitoreo y verificación tripartida liderado por la ONU, así como un nuevo protocolo que crea zonas de preagrupamiento para los integrantes de las Farc.

Ello porque, según el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, desde el día siguiente al  plebiscito los guerrilleros empezaron a moverse de las zonas en las que estaban preconcentrados no hacia las 20 zonas veredales y los 7 campamentos, sino a lugares que fueran seguros para ellos.

Lea también: Desazón en los pueblos golpeados por la guerra tras el No en el plebiscito

La alarma, incluso, llegó a gestarse cuando el martes pasado el presidente Juan Manuel Santos explicó que el cese el fuego iba hasta el 31 de octubre, fecha que, después se supo, se puede prorrogar.

Carlina Esterilla, coordinadora de la Mesa Municipal de Víctimas del Valle del Guamuéz, Putumayo, dijo desde el 3 de octubre ha sido visitada por decenas de víctimas que le preguntan qué va pasar, que si es verdad que las Farc van a volver.

Además, en su pronunciamiento oficial del viernes, el Comité Noruego del Nobel  advirtió también que “hay un peligro real de que el proceso de paz se paralice y de que estalle de nuevo la guerra civil, lo que hace todavía más importante que todas las partes, encabezadas por el presidente Santos y el líder de las Farc, Rodrigo Londoño, mantengan el respeto al alto el fuego”.

Para Ávila lo más  preocupante era la reacción de los 232 mandos medios que se reunieron  en El Diamante, en el Yarí, para la Décima Conferencia guerrillera, porque “la comandancia está bastante comprometida, pero el tema es la maniobrabilidad frente a los mandos medios que están en Colombia”.

Lea también: ¿Qué piden las víctimas del conflicto tras el triunfo del No?

Y aunque él y otros analistas consideran que las Farc ya están más del lado de la política, casi desmovilizadas mentalmente, en las comunidades del Cauca volvió a sentirse temor.

Versiones indican que las Farc no habrían dejado el narcotráfico Argelia, Cauca.

Así lo confirmó el alcalde de Caldono, Paulo Pisso, quien señaló que los últimos tiempos el municipio vivió  los únicos momentos de paz de los últimos 52 años y que volver a los hostigamientos sería fatal, en tanto que su homólogo de Corinto, Edwar García, dijo que, suspender el cese bilateral sería un evidente retroceso. 

“Esa noticia caló muy mal en el ánimo de los corinteños, porque este último año fue próspero económicamente y se vivía bueno, cosas que eran impensables años atrás... Hemos presenciado momentos dolorosos y creíamos que  ya era hora de pasar la página, pero no, ahora nos encontramos en esta desagradable encrucijada”, dijo.

Y es que la presencia de las Farc allí y en localidades como El Tambo, Buenos Aires y Balboa aún es evidente.

 “La base de la organización estaba feliz porque sabemos cuánto pesa la guerra en el cuerpo y el alma, se venció algo que no dejaba progresar la paz con el Gobierno: la desconfianza, en esta oportunidad las condiciones estaban dadas y nos salen con esa postura absurda”, afirmó ‘Indio’, miliciano de la columna móvil Jacobo Arenas, aludiendo al triunfo del No en el plebiscito.

Pero con las medidas pactadas el viernes entre las partes negociadoras en La Habana, se espera que la tranquilidad pueda volver a los caucanos y a las otras regiones del país azotadas por la guerra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad