Defensoría pide aceptar plebiscito pero sin campaña de funcionarios públicos

Mayo 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Defensoría pide aceptar plebiscito pero sin campaña de funcionarios públicos

Alfonso Cajiao, defensor (e) del Pueblo.

El defensor (e) Alfonso Cajiao, dice que el plebiscito constituye la garantía de un equilibrio entre la legitimidad política y la seguridad jurídica de lo que se firme con las Farc.

El defensor del Pueblo encargado, Alfonso Cajiao, le pidió a la Corte Constitucional aceptar el plebiscito para la paz como exequible pero, eliminando la posibilidad de que los funcionarios públicos puedan participar de manera activa en las campañas por el Sí y por el No en el mecanismo de participación.

Su declaración ocurrió durante la audiencia sobre plebiscito que se lleva a cabo en la Corte Constitucional, y en la cual hablaron el presidente Santos, los negociadores del Gobierno en La Habana y la Procuraduría.

Lo anterior, afirmó Cajiao, no significaría que se les prohíba a los funcionarios estatales manifestar sus opiniones o debatir sobre sobre aceptar o no los acuerdos de paz, pues dijo, esto no se trata de una contienda electoral.

El funcionario dijo que declarando inexequible la posibilidad de las campañas, el umbral y el objetivo como tal del plebiscito debería ser aceptado por la Corte Constitucional.

Lo anterior, en primer lugar porque para la Defensoría, el mecanismo dispuesto por el Ejecutivo y aprobado por el Congreso de la República, constituye la garantía de un equilibrio entre la legitimidad política del acuerdo y la seguridad jurídica del mismo.

“El hecho de que la respuesta sea Sí o No, no resta de ninguna manera legitimidad política al proceso, ni resta la participación democrática de los ciudadanos”, afirmó el Defensor encargado, resaltando además que la pregunta que se formule irá enfocada a preguntar si los colombianos quieren o no la paz, sino más bien si está de acuerdo o no con el medio que se dispone para incluir lo acordado con las Farc en la Constitución”, explicó.

Sobre el umbral, Cajiao señaló que su reducción al 13 % no es inconstitucional, sino la solución que se presenta ante el problema estructural que tiene la democracia colombiana frente a la participación ciudadana como lo demuestran las cifras, una de ellas que en el 2014 se alcanzaron niveles de abstención cercanos al 60 %.

Además, este umbral obligará a los opositores a hacer una campaña con argumentos y no les permitirá usar los altos niveles de abstención que se han registrado sin posición política para ganar.

Y afirmó que en caso de que gane el no, esto: “no significa que habrá que retomar el conflicto de años, sino es una decisión que afectaría la viabilidad jurídica el acuerdo final que presentará el Gobierno, sin que esto impida una reformulación del mismo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad