"Decir que hay 5.000 niños en las Farc es un absurdo": 'Catatumbo'
PROCESO DE PAZ
Hoy:

    "Decir que hay 5.000 niños en las Farc es un absurdo": 'Catatumbo'

    Febrero 23, 2017 - 12:10 a.m. Por:
    Por Olga Lucía Criollo, reportera de El País
    Pablo Catatumbo FARC

    Pablo Catatumbo, delegado de las Farc para el proceso de paz.

    EFE/ El País

    Con la tranquilidad de quien está de vuelta a casa, ‘Pablo Catatumbo’ pasa ahora sus días en la zona veredal de La Elvira, adonde llegó el pasado 31 de enero enfundado en el camuflado que dejara cuando viajó a La Habana en calidad de negociador de las Farc.

    Reconoce que esa imagen se volvió viral en las redes sociales, sin entender por qué: “Es algo normal, los generales también se visten de uniforme cuando están con sus tropas”.

    Desde allí, ‘Catatumbo’ hizo un balance de las obras en las zonas donde el Bloque Occidental -a su cargo- hará la dejación de armas.

    El 31 de enero usted y sus 200 hombres estaban dispuestos a ocupar el predio donde deberá construirse la zona veredal de La Elvira, ¿por qué cambiaron de planes?

    A pesar de que no había condiciones para quedarnos, porque no había agua, energía, condiciones sanitarias ni cocina, nosotros estamos acostumbrados a vivir en la montaña, pero la dueña del predio nos dijo: ‘Allí hay un nacedero de agua y más abajo hay unos vecinos que cogen agua de ahí y si los guerrilleros caminan, la ensucian’. Vimos razón en ella, así que buscamos otro lugar y nos carpamos, pero también vino el dueño de ese predio y nos dijo: ‘Yo ya arrendé un predio porque el Gobierno me dijo y ustedes me pidieron el favor, pero este lugarcito es el único donde tengo pasto y si ustedes se hacen allí, así sea cuatro días, me acaban el pasto para mis mulas’. Realmente no hubo condiciones y no quiero exagerar: no había materiales ni madera, mejor dicho, no había nada, solo los terraplenes y sin terminar.

    ¿Y cuándo aspiran a estar instalados?

    De manera sensata y tranquila, porque no queremos hacer de esto un drama, simplemente dijimos: los campamentos están dentro de la zona veredal, no estamos violando los protocolos, quedémonos allí, mientras damos tiempo de que el contratista haga las obras. Estamos dispuestos a esperar el tiempo que sea necesario, entendemos las dificultades del Gobierno y que hay demoras burocráticas, lentitud...

    ¿Cómo están las obras en las otras zonas donde se asentarán los hombres del Bloque Occidental?

    No queremos hacer alarmismo, pero sí tenemos que ser realistas. En Tumaco, en La Playa, está en 5 %, porque no está sino el terreno. Lo que queremos es que miremos las cosas con objetividad: el señor Carlos Córdoba (Gerente de las ZVN), dijo ante los medios que el 80 % de las obras estaban listas y ya se vio que no es cierto. No vamos a decir que están en ceros, sí hay un esfuerzo, pero, por ejemplo, por la carretera a La Elvira tienen que pasar 800 camiones con balastro, cemento, madera y alimentos, así que había que haberla adecuado con anticipación. Nosotros hemos dicho, el Ejército se gastaba $129.000 millones diarios en la confrontación, eso era lo que costaba la guerra, y súmele el gasto en heridos, muertos, pensiones, ahora vamos para la paz, ¿por qué no hacer un esfuerzo porque las cosas salgan bien?

    ¿Pero eso va a retrasar el proceso de desarme y la reincorporación?

    Es posible, porque se habían pactado unos plazos, el Día D, pero a todo se le puede buscar soluciones. Hay que buscarle la comba al palo. Yo creo que el Gobierno tiene que ser comprensivo de que nosotros cumplimos y de que ellos tuvieron algunas dificultades y que les estamos dando tiempo para que cumplan a lo que se comprometieron. Pero ¿qué tal que hubiera sido al revés, que la guerrilla hubiera retrasado la llegada?

    En estas tareas de acordar el funcionamiento de las zonas veredales, ¿cómo ha sido la interacción con quienes antes eran sus enemigos?

    Hemos interactuado con algunos miembros del Ejército que están en el Mecanismo de Monitoreo, todo ha sido muy tranquilo. Creo que nos identificamos porque tanto ellos como nosotros venimos de estratos pobres de la población. En realidad esta guerra enfrentó pobres contra pobres, campesinos contra campesinos. Jamás los hijos de la oligarquía ni de los ricos estuvieron en la guerra, los que azuzaban la guerra no mandaban su hijos al combate. El único presidente que conozco que pagó servicio militar es el doctor Santos, porque ni Uribe pagó servicio ni Pastrana ni López Michelsen ni Gaviria, pero sí azuzan la guerra.

    Entonces, ¿ha sido más fácil de lo esperado?

    Simplemente nos vemos como adversarios en una lucha en la que ellos estaban en un bando y nosotros en otro, pero le aseguro que si nos hubiéramos conocido antes, hasta hubiéramos sido amigos. He conocido gente dentro del Ejército muy buena persona: capitanes, tenientes, hasta generales. Yo tengo muy buena impresión, por ejemplo, del general Flórez, a pesar de que fue uno de los generales que más nos combatió: era el comandante de la Fuerza de Tarea Omega, la que combatió con el ‘Mono Jojoy’, y lo que uno encuentra en ellos es que eran hombres que defendían sus principios y cumplían su deber y también tienen un respeto por nosotros, no digamos que aprecio, pero sí respeto por la lucha que nosotros librábamos.

    Sorprende escucharlo hablar con tanta calma y en tono conciliador...

    Aquí hizo mucho daño la propaganda de guerra, mostrándonos como monstruos, narcotraficantes, violadores y mucha calumnia que se entiende dentro del contexto de la propaganda de guerra, en la que hay que estigmatizar al adversario. Fíjese lo que dice José Obdulio Gaviria, que nosotros estamos presentando listas de menores muy reducidas porque los hemos matado para que no nos vayan a denunciar. Semejante argumento tan absurdo no se le puede ocurrir sino a una mente perversa; tal vez eso lo pudiera haber hecho su primo, Pablo Escobar, pero no las Farc.

    ¿Qué tantas mentiras se dijeron en esa propaganda de guerra?

    Por ejemplo, que dizque las mujeres eran violadas por los comandantes. Digamos que haya un comandante que viole una mujer: alcanzará a violar una, porque ellas andan armadas y quién sabe si uno sea capaz de violar a una mujer que tiene un fusil en la mano. Además, el 40 % de las Farc son mujeres, ¿cree que las otras guerrilleras van a soportar que un comandante esté violando a las compañeras? Es una mentira que se cae de su peso. Y hay muchas otras: que las Farc recibían US$5 mil millones al año por narcotráfico, cuando las estadísticas dicen que ese negocio, todo, vale US$6 millones de dólares: eso es lo que entra a la economía colombiana por narcotráfico, pero son mentiras que calan en la gente y con las que ganaron el plebiscito; también que nos iban a pagar un sueldo de $2 millones y que por eso tenían que recortar las pensiones, son absurdos que hacen mucho daño.

    Y sobre salida de menores, ¿qué tiene que decir?


    Otro absurdo: que en las Farc hay 5000 niños, pero además sería un absurdo que un ejército de 500.000 hombres, el mejor de América Latina, según ellos, no haya sido capaz de derrotar un ejército que tiene un poco de muchachitos. Son cosas que no tienen lógica, pero son las mentiras del doctor Uribe, de la ultraderecha, que le han hecho mucho daño a este país.

    ¿Pero cuántos menores van a salir del Bloque Occidental?

    Guerrilleros menores de 18 años tenemos 13 unidades, 9 hombres y 4 mujeres. Hay cinco zonas y un punto: La Playa, La Paloma, Caldono, Jordán, Monterredondo y La Elvira. Eso me da un total de 1051 guerrilleros, dentro de los cuales hay 21 mujeres gestantes, 5 lactantes y 5 que no amamantan, pero que quieren estar con sus hijos de 1 a 11 años. En La Playa se van a concentrar 168 guerrilleros, en La Paloma, 182; en Caldono, 108; en El Jordán 151; en Monterredondo 216 y en La Elvira, 246.

    ¿Y a La Elvira llegarán milicianos?

    Sí, algunos milicianos van a venir, otros no. En algunas zonas hay problemas porque hay milicianos que tienen hijos, mujer, familia, con el Gobierno se está conversando que lo importante es que se diga este señor es o fue miliciano, porque si no habría que mandarle sustento a la familia y se desbaratarían hogares. Hay muchas dificultades, pero hay que usar la cabeza para resolverlas todas.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad