¿Cuántas armas tienen las Farc?, ¿las entregarán todas?: el enigma del proceso de paz

Junio 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | Reportera de El País

Esas preguntas rondan la cabeza de los colombianos cuando ya se dio el primer paso para el fin del conflicto. Parte del arsenal irá para el mercado clandestino, dicen expertos.

[[nid:450625;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/guerrilla-farc-1.jpg;full;{Estudios del Ministerio de Defensa indican que cada guerrillero porta, en promedio, una arma pequeña y otra de largo alcance. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

¿Cúantas armas se necesitan para construir tres monumentos? ¿Será que el arsenal que tienen las Farc sí alcanzará para dejar la huella de la guerra en Nueva York, Cuba y Colombia? Lea también: Estos son los puntos pendientes del proceso de paz con las Farc

Esas preguntas rondan la cabeza de  muchos colombianos  después del pasado jueves, cuando lo anunciado desde La Habana les hizo pensar que realmente es posible que la guerrilla entregue el armamento con el que ha combatido al Estado durante más de medio siglo.

Entonces  surge la inevitable pregunta de cuántas armas tienen las Farc y lo que los expertos se apresuran a advertir  es que alrededor del tema hay mucha especulación.

Para empezar hay que decir que hoy por hoy distintas fuentes  cifran en entre 8000 y 8500 el número de integrantes de esa organización al margen de la ley, sin que tampoco sean estadísticas totalmente confiables.

Además, según especialistas en el tema, no se puede asegurar que haya  una relación uno a uno, es decir que se pueda contabilizar un arma por cada hombre.

30 por ciento de las armas se entregará primero, luego otro 30 % y al final el restante 40 %.

De hecho, los estimativos oficiales van mucho más allá. Una fuente de Inteligencia Militar citada por Vanguardia.com sostiene que entre los 80 frentes que se calcula tiene esa guerrilla y sus redes de apoyo se podrían sumar más de  45 mil artefactos.

Alrededor de 30 mil de ellas corresponderían a armas largas, es decir, fusiles y ametralladoras, rifles  y lanzacohetes,  en tanto que entre 15 y 20 mil incluirían pistolas, revólveres y granadas.

“En cada frente se pueden encontrar pistolas de diferentes marcas, al igual que fusiles y ametralladoras de todos los calibres, aunque los más comunes son los Ak-47, Akm, M-4, M-16, R-15 y Pkm”, dice el oficial que mantiene reserva de su nombre y quien también aclara que “la mayoría de todo ese material bélico puede estar en un estado no tan óptimo”.

Eduardo Álvarez Vanegas, coordinador de Dinámicas del Conflicto y Negociaciones de Paz de la Fundación Ideas para la Paz, está de acuerdo en que no es necesariamente cierto que como  las Farc funcionan como un ejército regular, cada guerrillero tenga un arma de dotación. Lea también: En el suroccidente habrá cuatro zonas de concentración, ¿cómo fue la escogencia?

Y agrega que los colombianos podrían llevarse una gran sorpresa a partir del día siete después de la firma del acuerdo final de paz en La Habana cuando, según lo anunciado esta semana por las  partes negociadoras, comience el traslado de los artefactos a las Zonas Veredales Transitorias de Normalidad, Zvtn.

“No conocemos  el número de milicias ni de redes de apoyo, ni quiénes las componen, porque eso hace parte de la clandestinidad de este tipo de estructuras, de tal manera que si hay armas entre ellos, desconocemos  el universo de estas”, asegura.

Pero si bien puede darse el caso de que cada guerrillero lleve al  mismo tiempo  una arma corta y fusil, además de explosivos -como granadas de fragmentación- también puede registrarse la situación contraria, al menos al momento de hacer una dejación de armas como la que se espera que las Farc estén concluyendo para febrero de 2017.

Es así como experiencias internacionales muestran que en Nepal, por ejemplo,  se  desmovilizaron  32 mil combatientes pero solamente se entregaron 3475 armas. 

De igual forma, en el caso de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, la relación fue de 0,58,  es decir que, al menos en el papel, no todos sus integrantes portaban armamento.

Lo cierto es que las estadísticas indican que aunque en esa ocasión 32 mil personas fueron las que se reincorporaron a la vida civil, el Estado únicamente recibió 18 mil artefactos.

“Garantizar que se entregue todo el armamento es utópico, muy difícil y casi que es exagerado pensar que eso suceda”, plantea Álvarez Vanegas.

Explica que en otros procesos de paz a nivel mundial se ha podido establecer que por lo general quedan algunas caletas con reservas de armamento y que hay escape de artefactos hacia los mercados clandestinos.

Y volviendo al caso colombiano alerta sobre los peligros que hay en las zonas de frontera, ya que “son permeables por el tráfico prexistente,  pero además por las organizaciones delincuenciales y las otras guerrillas que van a quedar allí y que podrían demandar esas armas”.

Un  planteamiento en ese mismo sentido hace Jhon Marulanda, consultor internacional en seguridad, quien siempre se ha mostrado escéptico ante la posibilidad de que las Farc entreguen todo el arsenal que tienen en su poder.

“Van a guardar una reserva en algún lugar, pensando en que si las cosas no salen bien o comienzan a ser atacadas, ellas van a proclamar su derecho a defenderse”, le dijo a El País semanas atrás, argumentando que, tras más de medio siglo de estar combatiendo, la guerrilla liderada por alias Timochenko “tiene la suficiente malicia para saber que este es un riesgo muy grande”.

Entonces, como lo afirma el experto de Ideas para la Paz, solo queda confiar en que, dada la experiencia técnica y operativa de la ONU, la misión que liderará sí logrará hacer un adecuado proceso de registro e inspección que permita contrastar que el armamento entregado por las Farc esté servible, haya sido usado y pueda ser cotejado con información de Inteligencia, antes de que sea destinado a los monumentos que servirán para que no se olviden los estragos de la guerra.

[[nid:549910;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/06/734x486-zonas-farc-2016.jpg;full;{Estas 23 zonas veredales transitorias de normalización y 8 campamentos estarán en jurisdicción de 22 municipios de 12 departamentos, según acordaron Gobierno y Farc. Vea en este mapa su ubicación. Gráfico | El País}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad