¿Cómo recibió la cúpula militar el acuerdo de justicia transicional con las Farc?

Septiembre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alejandra Bonilla Mora | enviada especial de Colprensa a Caracas
¿Cómo recibió la cúpula militar el acuerdo de justicia transicional con las Farc?

En Caracas, Venezuela, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la canciller, María Ángela Holguín, a la espera del anuncio del presidente Santos sobre acuerdo con las Farc.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la Cúpula Militar, encabezada por el general Juan Pablo Rodríguez Barragán, siguieron de cerca el histórico anuncio en la casa del embajador colombiano en Venezuela.

No por nada el 23 de septiembre quedará en la historia como el día en que Colombia pasó la página y quedó adportas de una firma del fin de conflicto tras 50 años de guerra con las Farc.

El anuncio del acuerdo sobre un marco de Justicia transicional generó tal expectativa, que fue el eje central de las labores del gabinete este miércoles. 

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la Cúpula Militar, encabezada por el general Juan Pablo Rodríguez Barragán, estaba expectante.

El general Rodríguez, que persiguió por años al exjefe de las Farc Guillermo León Sáenz, alias ‘Alfonso Cano', entre muchísimos otros, veía con gesto serio la señal de televisión que proyectaba a su reemplazo Rodrigo Londoño Echeverri, alias ‘Timochenko', en La Habana, Cuba, recién llegado de algún lugar del país, peinado y acicalado. 

La escena se dio en Caracas, Venezuela, en la casa del embajador de Colombia en dicho país, Ricardo Lozano, a donde se dirigió la comitiva de ministros para sostener una serie de reuniones con sus homólogos a fin de avanzar en la normalización de la situación de la frontera. 

En realidad fueron cuatro horas de reunión en Casa Amarilla, sede de la Cancillería venezolana, situada en pleno centro de Caracas, a la que asistieron la Canciller María Ángela Holguín, la Cúpula Militar, el Ministro de Minas, Tomás González; el director de la Dian, Santiago Rojas, entre otros.

No obstante, en el ambiente se percibía la ansiedad por el esperado anunció en Cuba y ni siquiera se hicieron las reuniones sectoriales que se tenían previstas. 

A las 4:00 de la tarde la delegación de desplazó a toda prisa a la casa del embajador Lozano, donde ya se tenía acomodado una sala en el segundo piso con televisor, sillas blancas, comida típica venezolana, bebidas y hasta licores para una treintena de invitados que se sentaron, cual cine, a esperar el anuncio, a ‘canalear' para encontrar una transmisión.

Entre tanto, el ministro Villegas rememoró que él ha estado en todos los procesos de paz iniciados desde 1979, salvo aquel alcanzado con el M-19 y uno de los intentos con las Farc en Tlaxaca, México. Cuando empezó el anuncio fue el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, quien más estuvo pendiente para que el ministro Villegas ocupara su lugar. 

Luego fue silencio. Caras serias y analíticas. Uno que otro cuchicheo cuando se anunciaba una de las especificidades del anuncio y hasta algunos gestos de cansancio.

No hubo reparos ni comentarios y cuando terminó de hablar el presidente Santos, de anunciar que en seis meses se daría la firma anhelada de paz, hubo un enérgico aplauso. 

Luego fueron prisas. Cuando se le cedió la palabra a ‘Timochencko', el ministro Villegas dio la orden de salida. “Ya había hablado el Presidente", dijo una alta fuente. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad