CNE propone implementar voto electrónico con miras al posconflicto

Abril 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
CNE propone implementar voto electrónico con miras al posconflicto

Magistrado del Consejo Nacional Electoral asistió a La Habana para reunirse con los negociadores y hablar de una reforma electoral, de cara a la firma de los acuerdos.

El magistrado del Consejo Nacional Electoral, Armando Novoa García, quien fue invitado al nuevo ciclo de negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, Cuba, presentó su postura sobre la reestructuración que debe haber en el sistema electoral para cumplir el punto dos de los acuerdos, el cual habla sobre la participación política de quienes se suscriban a lo pactado.

La invitación del magistrado coincidió con el inicio de un nuevo ciclo en las negociaciones el pasado viernes y surgió por la participación de éste en el foro 'En la ruta de la paz', donde se planteó la necesidad de ir pensando en reformas políticas y electorales con miras a la firma última del acuerdo de paz.

Una de las propuestas con las que llegó el  CNE fue la del voto electrónico, enfocado en elecciones limpias, sin papeleo, ni manipulación de escrutinios. Esta iniciativa no solo se viene proponiendo desde dicho organismo si no que en el Congreso la están reclamando, además organizaciones como la MOE insisten en la necesidad de implementar tecnología electoral para garantizar la transparencia.

"También es necesaria una nueva rama electoral que garantice los derechos políticos para todos, mucho más para los partidos nuevos que surjan y para la oposición. El CNE se convirtió en un apéndice de los partidos y un ente subordinado a la Registraduría Nacional. En esta entidad los procesos administrativos son opacos y sin control, esta situación hace inoperante el control de los procesos electorales", afirmó el magistrado.

Además de esto, para garantizar el pluralismo político, existen cuatro tipos de medidas que sin afectar la agrupación, protegen los derechos de las minorías como: "Disminuir el umbral del 3 al 2%; adoptar una circunscripción especial de minorías políticas para Senado; expedir una ley estatutaria que reglamente la figura de las coaliciones a corporaciones públicas de elección popular; flexibilizar los requisitos para la conformación de grupos significativos de ciudadanos y facilitar a las organizaciones y movimientos sociales su intervención en elecciones locales, sin más requisitos", explicó Novoa.

Otro de los puntos que se presentaron y en los que han venido insistiendo distintos sectores políticos y académicos en Colombia es la necesidad de un estatuto para la oposición que garantice en un primer momento el derecho a la vida de quienes marcan algún tipo de disidencia. Esto va ligado al último punto propuesto por Novoa en La Habana que plantea una reforma a la financiación política y de campañas para generar igualdad en las elecciones y en la participación.

De los temas en discusión en la mesa de La Habana, sobre el que la guerrilla y los defensores de derechos humanos llaman más la atención, está el relacionado con las garantías de seguridad, para los guerrilleros que dejen las armas y los líderes de izquierda y voceros de DD.HH.

"Con paramilitarismo no hay paz", dijo la guerrilla en su portal web, y cuestiona el que desde el Gobierno y la derecha se trate este tema como un fenómeno inexistente. “Para la izquierda y las luchas sociales el paramilitarismo no sólo es una amenaza permanente, sino una realidad que se aviva cada día más. Algo que debe cesar de una vez por todas.

Para las Farc, de la mesa de negociación debe salir la certeza absoluta de que el fenómeno paramilitar desaparecerá definitivamente de Colombia.

Respecto a la oposición, la guerrilla aseguró que "Colombia, como Nación y como Estado, adquirirá el compromiso insoslayable de blindar de garantías a la oposición política, a los movimientos populares sociales y políticos, a sus dirigentes y activistas. Con monitoreo y verificación internacional, no de dientes para afuera".

Por ultimo, las Farc dijeron que si se brindan estas garantías de seguridad, las instituciones empezarán a tener legitimidad y respeto por parte de la población.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad