Cambio Radical empieza a marcar distancia con Santos luego del plebiscito

Octubre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Germán Vargas Lleras señaló que su grupo político cumplió con lo que le correspondía, al menos en votos, para con el plebiscito.

[[nid:570964;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/08/colp_095304.jpg;full;{El presidente Juan Manuel Santos (izquierda) y Germán Vargas Lleras (derecha), vicepresidente de la República. Foto: Elpais.com.co|Colprensa}]]

El divorcio político que se rumoraba entre el presidente Juan Manuel Santos y su vicepresidente Germán Vargas Lleras, parece que se ha empezado a concretar y todo gracias a los resultados negativos que se tuvieron en el plebiscito que perdió el gobierno el pasado domingo en las urnas. Lea también: Cambio Radical pide cabeza del Ministro del Interior tras resultado del plebiscito

Este martes, en momentos y lugares diferentes, el vargismo empezó a hacer evidente ese distanciamiento. El primero en referirse fue el propio vicepresidente y jefe de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, quien al terminar un acto de gobierno en Santander dijo que su grupo político cumplió con lo que le correspondía, al menos en votos, para con el plebiscito.

“En todos los departamentos en los cuales Cambio Radical ejerce mayorías ganó el Sí”, por lo que citó a la Costa y a Bogotá.

Cuestionó los resultados en donde otros partidos de la Unidad Nacional (la actual coalición del gobierno) son mayoría, para lo cual mencionó a Norte de Santander, Santander, Meta, Risaralda y Caldas. En esas regiones el liberalismo y el Partido de la U, tienen la mayor representatividad.

Pero Vargas fue incluso más allá en su análisis de los preocupantes resultados del domingo, y manifestó que mantiene una reserva a pronunciarse sobre el tema porque así lo pidió el jefe del Estado. “El presidente dijo que todo el gobierno guardará silencio, que él era el único que iba a pronunciarse sobre ese tema. Yo no es que eluda mis responsabilidades, pero sí acato órdenes”, manifestó.

Santos y Vargas habían tenido un relativo distanciamiento en pleno momento en que se firmaban los acuerdos, cuando el vicepresidente Vargas sostuvo que tenía sus reservas sobre el tema de la justicia transicional, pero unos días después Santos lo comprometió en público a que saliera a hacer campaña por el plebiscito.

Pero desde el Congreso de la República el director del partido, representante Rodrigo Lara, dijo lo que Vargas Lleras se había cohibido.

Lara expidió una declaración, que supuestamente fue firmada en reunión de la bancada de congresistas, en la cual se dice cuáles fueron los errores que no pueden repetirse en este momento en que se busca una salida.

“Hacemos un llamado al Gobierno Nacional para evitar que se repitan los errores que se observaron en la campaña: la paz no se puede convertir en una estrategia de pre-campaña presidencial de ningún partido. Este error fue costoso e incidió en la derrota”, señaló la declaración de Cambio Radical, en la cual se referían a la labor que adelantó el expresidente César Gaviria Trujillo, de liderar la campaña del Sí por el plebiscito.

Pero el vargismo en su manifiesto fue más allá: “Hacemos un llamado respetuoso al Señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos, para que incluya a todos los partidos políticos que apoyaron el Sí en el esfuerzo por construir un pacto que permita salvar lo acordado con las Farc. Nos preocupa que, de nuevo, los compromisarios designados por el Gobierno provengan de la misma filiación partidista”.

Y para cerrar esas críticas, Cambio Radical le pidió al presidente Santos que cambie a su ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, porque consideran que está desgastado tras el plebiscito, a la vez que no es el mejor interlocutor político en el Congreso.

Pero esta declaración que Lara presentó como de todos los congresistas no contó el apoyo total. El presidente de la Comisión Primera de Senado, Carlos Fernando Motoa, sostuvo que él ni otros senadores estuvieron en esa reunión de bancada.

“El martes estuvimos todo el día en la plenaria del Senado en donde se votó la ley de licores”, sostuvo Motoa, quien en su criterio no representa a todo el partido en esa declaración.

Motoa además sostiene que el ministro Cristo sí tiene una interlocución válida en su partido.

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad