Aún no hay nada acordado tras la propuesta de la Misión Electoral Especial 

Abril 24, 2017 - 08:45 p.m. Por:
Colprensa 
Misión Especial

La Misión Especial Electoral ya le entregó las propuestas para hacer una gran reforma electoral al presidente Juan Manuel Santos, y ahora empezará una discusión con los partidos.

Colprensa

La Misión Electoral Especial, MEE, se dedicó tres meses a construir recomendaciones para ayudar a hacer la reforma política que plantea el acuerdo de paz. Y ya conocidas sus propuestas, se abrió el debate, pero al parecer quedó muy abierto y el tiempo está corriendo. Además surgen otras propuestas de reforma política y se piden segmentar los temas.

La Misión –que se creó por mandato del acuerdo-, trabajó en tres ejes: la arquitectura ya mencionada, el sistema electoral y la financiación de la política.

De estos tres ejes llama la atención las propuestas de la creación de la Corte Electoral y el Consejo Nacional Colombiano –que reemplazaría al Consejo Nacional Electoral-; también la elección de senadores por lista cerrada y bloqueada, y la elección de representantes a la Cámara por dos tipos de votos: uno por lista cerrada y bloqueada, y el otro por candidato del partido en circunscripción uninominal; y finalmente, se destaca la propuesta de financiación mixta.

Sobre la financiación mixta la mayoría ha expresado su apoyo; sobre las listas cerradas hay varios reparos porque la participación interna de los partidos políticos pasaría a tener muchísima importancia y hay que revisarla; frente a la elección en Cámara, advierten que hay que verlo pero a futuro; y sobre el tema de la creación de la Corte Electoral y el que sería el nuevo Consejo, se abrió un debate de grandes proporciones.

Debate, en el que incluso desde los partidos que han estado siempre en apoyo al Gobierno y al proceso de paz, se han escuchado fuertes críticas. Por ejemplo, la posición del presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, miembro del Partido de la U y quien afirmó que no permitirán que esta reforma se haga a medida de las Farc, pues considera que se está buscando que ellos lleguen más fácil al poder que los demás colombianos.

Para él, es un riesgo inmenso la creación de la Corte Electoral que denomina, “cuarto poder”, como también lo es para el Consejo de Estado que considera que esa propuesta es inconstitucional.

Sin embargo, el presidente del Partido de la U, Armando Benedetti, afirma que ellos ya tomaron la bandera de esta reforma y, tal como lo anunció Lizcano, se empezará con un cónclave para establecer consensos.

“Nos vamos a acuartelar el próximo lunes desde la 3:00 de la tarde, un senador y un representante por cada comisión. Nos quedaremos a dormir en el hotel hasta que tengamos la columna vertebral de la reforma electoral”, aseguró Benedetti.

Por otra parte, están las críticas a las propuestas del Consejo Nacional Colombiano, que se hicieron directamente por el presidente del Consejo Nacional Electoral, Alexander Vega, quien advierte que se quiere judicializar la política y que se quiere aplicar un modelo parecido al que tiene Venezuela, porque el perfil que se plantea para los miembros de ese nuevo organismos no sería abogados, sino de otras profesiones como sociólogos o antropólogos, como en el vecino país.

Hasta al gobierno le parecen que faltaron cosas, como lo dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo: “se descartó el voto obligatorio. Yo sigo creyendo que es bueno, al menos por dos periodos, prohibir la financiación privada de las campañas y dejarla en financiación estatal”.

También se cree que faltaron propuestas sobre la Registraduría -que en principio pensaron en eliminar-, y temas específicos para evitar cosas como, por ejemplo, la trashumancia electoral. Pero el hecho es que estas discusiones, que ya empezaron, como lo dijo el presidente Juan Manuel Santos, no serán fáciles, cuestión que se agrava con el deseo de que esta reforma se adelante por ‘Fast Track’.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad