Asesinato de líderes sociales pondría en riesgo implementación de acuerdos: Mininterior

Noviembre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Asesinato de líderes sociales pondría en riesgo implementación de acuerdos: Mininterior

Líderes y miembros de Marcha Patriótica manifestaron frente a la Fiscalía en Bogotá por los crímenes contra líderes sociales en Caquetá y Nariño.

Tres homicidios y dos atentados encendieron las alertas por nuevas agresiones contra miembros de Marcha Patriótica. Congresistas exigen medidas urgentes al Gobierno por posible accionar de paramilitares y grupos en contra del proceso de paz.

El asesinato de líderes sociales del movimiento Marcha Patriótica el pasado fin de semana en el país encendió las alertas sobre los riesgos que tienen los movimientos políticos alternativos y sacó a relucir las amenazas contra el proceso de paz por parte de, al parecer, paramilitares.

Tan sólo este fin de semana fueron asesinados tres líderes y otros dos sobrevivieron a atentados en su contra en hechos registrados en Caquetá y Nariño. Así lo denunció el movimiento Marcha Patriótica y lo recalcaron las Farc mediante una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos.

Según las denuncias, el viernes pasado fueron asesinados en San Vicente del Caguán, Caquetá, los líderes Erley Monroy, dirigente de la Asociación Campesina de Losada-Guayabero  y Didier Losada Barreto, dirigente campesino en San Juan del Losada.

En ese mismo municipio fue víctima de un atentado el señor Víctor Hugo Cuéllar.

El mismo viernes, Danilo Bolaños Díaz, miembro de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Nariño (Astracan) sobrevivió a un atentado cuando viajaba hacia el municipio de La Unión. 

El pasado sábado fue asesinado Rodrigo Cabrera, en la vereda Rosales del municipio de Policarpa, Nariño, cuando se dirigía a su casa. Cabrera era agricultor, líder campesino del corregimiento Altamira y militante de Marcha Patriótica en el departamento de Nariño.

Con su homicidio, van 124 personas asesinadas del movimiento Marcha Patriótica en los últimos cuatro años.

Al respecto, el ministro Juan Fernando Cristo dijo que "preocupa enormemente la forma como puede afectar la implementación del posconflicto y el desarrollo del proceso de paz en departamentos como el Caquetá". Además condenó los homicidios y dijo que el Presidente convocó a una reunión para adoptar las medidas pertinentes.

En diálogo con W Radio, el ministro Cristo manifestó que las autoridades están trabajando en evitar la estigmatización del trabajo de líderes sociales del país, y se están investigando las causas de cada uno de los casos.

"No hay duda que hay enemigos del proceso de paz en varias regiones del país, dispuestos a generar incertidumbre, un clima que sin duda alguna afecta a la población, especialmente a líderes sociales y comunitarios que hacen su tarea en territorios que tradicionalmente han sido afectados por el conflicto", manifestó.

La Unidad de Víctimas se sumó a las voces de rechazo gubernamentales y a través de un comunicado manifestó que los atentados “ponen de presente la necesidad de implementar urgentemente los acuerdos de paz alcanzados con las Farc, para consolidar las garantías de no repetición por las que la unidad vela, como parte de la reparación a las víctimas”.

Lea también: Misión de paz de la OEA, "preocupada" por homicidio de líderes sociales en el país

Mediante una carta pública, las Farc resaltaron su preocupación por el accionar de agentes en contra del proceso de paz, que estarían vinculados con los homicidios denunciados.

"Señor Presidente, es de conocimiento público que quienes están detrás de estos asesinatos selectivos y de carácter político, son los mismos que han cosechado  dinero,  poder y privilegios, gracias a la guerra fratricida que por más de 52 años ha desangrado al país; son los mismos para quienes, no hay, ni habrá acuerdo de paz alguno que les satisfaga, por bueno que este sea, porque lo que quieren es que la guerra continúe, para seguir acrecentando más privilegios y poder", manifestaron las Farc en un comunicado.

Dijeron también que no es admisible que bajo el nombre de 'Los Úsuga' o 'Águilas Negras' se "mantenga una cortina de humo para ocultar la responsabilidad de determinadores agazapados en el Bloque de Poder Dominante".

Los voceros de la Marcha Patriótica pidieron al Gobierno Nacional que admita la presencia de grupos paramilitares en los homicidios de los líderes de su movimiento.

Si bien la Fiscalía sostiene que el flagelo del paramilitarismo despareció tras la desmovilización de las AUC, Marcha Patriótica y varias organizaciones aseguran que dichos grupos estarían detrás de los homicidios.

El senador Iván Cepeda indicó que hay una “ausencia de responsabilidad”, y los recientes ataques han quedado en la impunidad, sin embargo, para él los grupos que están contra el acuerdo de paz tendrían participación en los recientes ataques. 

“Aquí más que pedir investigaciones y protección, la discusión que tenemos es con la extrema derecha, y hay que decirlo con nombre propio la extrema derecha es la que quiere impedir que se refrende y se implementen los acuerdos de paz, no nos va a temblar la voz, para decir que no nos van a amedrentar, quienes han intentado siempre acabar con el proceso de paz”, señaló Cepeda. 

Igualmente, el congresista pidió que se indaguen las declaraciones entregadas recientemente por el alcalde de San Vicente del Cagüán, Humberto Sánchez, quien según Cepeda señaló a dos defensores de derechos humanos asesinados en esa zona de ser colaboradores de la guerrilla, acusación que para él es “grave”, por lo que dijo: “Vamos a proceder desde el punto de vista penal y disciplinario”. 

El asesor jurídico de la Fundación Por la Defensa de los Derechos Humanos, Camilo Fagua, señaló por su parte que la Fiscalía debe actuar de manera inmediata, dado que se deben brindar las garantías necesarias a este tipo de personas, además se deben identificar a los responsables de los ataques. 

“Nuestra fundación ya había denunciado la aparición de folletos de las AUC en San Vicente del Caguán, y se lo habíamos comunicado al alcalde, sin embargo, la respuesta de él fue el señalamiento y la estigmatización de los líderes sociales de este municipio”, señaló Fagua. 

Por su parte, la excongresista Gloria Inés Ramírez indicó que se deben tomar medidas inmediatas, para que no ocurra un genocidio como el de la Unión Patriótica.

“No queremos más anuncios, queremos acciones concretas, y en la última semana tenemos cinco asesinatos, por lo que queda claro que lo que hay acá es un plan de exterminio, ellos estaban muy activos en la defensa del proceso de paz, y esos hechos nos serían espontanéanos o aislados”, señaló Ramírez. 

Ante los recientes asesinatos, la Fiscalía General de la Nación envió ocho investigadores al Caguán para esclarecer los últimos homicidios, además vinculó a cuatro directores regionales para ponerse al frente de la situación, con lo que se consolida un total de 21 investigadores en los lugares de los hechos. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad