“Apenas estén los acuerdos se convocará el plebiscito”: presidente Santos

Julio 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Apenas estén los acuerdos se convocará el plebiscito”: presidente Santos

Presidente de la República Juan Manuel Santos.

El Mandatario precisó que esa convocatoria se hará antes de la firma de los acuerdos. Además aseguró que prefiere que la oposición promueva el No que la abstención.

El plebiscito en el que se refrendarán los acuerdos de paz se convocará antes de que esos acuerdos se firmen, anunció el presidente Juan Manuel Santos.

“(El plebiscito) se convoca apenas terminemos todos los acuerdos, que no necesariamente es cuando se firma porque hay dos momentos: se terminan, se envía al Congreso, las Farc van a su conferencia, se hace la firma oficial y  una, dos o tres  semanas después se hace el plebiscito”, afirmó Santos.

En entrevista con  El País, el Mandatario dejó entrever que se le asignarán curules en el Congreso de la República a las Farc en el caso de que estas no alcancen el umbral en las urnas. E incluso aseguró que es muy importante que las Farc lleguen al Congreso porque ahí es donde se van a implementar los acuerdos de paz. 

El Presidente también aseguró que prefiere que la oposición haga campaña por el No a que promueva la abstención. 

“Si yo pudiera escoger lo que va a hacer la oposición, escogería  el No  porque, como lo dijo la Corte, esto es una decisión Sí o No, yo aceptó los acuerdos como están o no  los acepto, sin términos medios”, dijo Santos en la entrevista en la que participaron la directora de El País, María Elvira Domínguez; el director de Opinión, Luis Guillermo Restrepo, y el director de Información, Diego Martínez.

Existe la sensación de que después de la euforia del 23 de junio por la firma del acuerdo del fin del conflicto, el proceso se volvió a desacelerar. ¿Se está dilatando la firma del acuerdo final?

No, el proceso está avanzando normalmente, hemos venido discutiendo y acordando los puntos que quedan. Todavía quedan algunos puntos, que yo espero que en las próximas semanas y apenas esté todo acordado vamos a enviarle al Congreso los acuerdos  y a convocar el plebiscito. Espero que eso se haga muy pronto.

¿Se atreve a dar una nueva fecha para la firma del acuerdo final?  

Lo primero es inicializar los acuerdos, cuando todo esté terminado. Después las Farc harán su conferencia donde les van a dar un mandato oficial para poder hacer las firmas, pero ya está convocado el plebiscito, ¿Cuando haremos el plebiscito? depende de cuando terminemos de pactar todo.

¿El plebiscito se convoca antes de o después de que se firme?

Se convoca apenas terminemos todos los acuerdos, que no necesariamente es cuando se firma porque hay dos momentos: se terminan, se envía al Congreso, las Farc van a su conferencia, se hace la firma oficial y una, dos o tres semanas después se hace el plebiscito.

El Procurador ya demandó los acuerdos en algunos puntos, y podrían venir nuevas demandas porque se está convocando un plebiscito sin que haya un acto jurídico que lo sustente, pues el acuerdo sólo adquiere vida jurídica cuando se firme...

¿Usted todavía le da importancia a lo que dice el Procurador?

A lo que le doy importancia es a que para convocar el plebiscito tiene que haber un  acto jurídico previo firmado por el Presidente...

Mire, si hay un proceso que ha sido blindado jurídicamente ha sido este, Fíjese todos los  caminos que hemos escogido para darle certeza jurídica, el Congreso, la Corte Constitucional, la refrendación del pueblo, no puede haber más instrumentos para darle certeza jurídica  a un acuerdo como este, precisamente para que el día de mañana no suceda, por ejemplo, lo que pasó hace unas semanas con El Salvador. En ese sentido estamos totalmente seguros sobre la solidez jurídica de lo que se está acordando. 

Lea también: La Corte Constitucional explicó los alcances del plebiscito para la paz

Algunos interpretan que el plebiscito no solo va a ser para refrendar los acuerdos sino que también es una especie de plebiscito de aprobación de su gobierno. ¿Lo cree así?

No debe ser así ni  debe ser interpretado así. El plebiscito es sobre los acuerdos para lograr el fin del conflicto y comenzar la construcción de la paz. Algunos quieren asociarlo con el Gobierno o con el Presidente. Yo lo he dicho desde el comienzo, esta paz no es mía, esta paz no es de mi gobierno, esta paz es de todos los colombianos  y por eso, sin estar obligado, le entregué a los colombianos la decisión final, nada tiene que ver con el Gobierno, yo soy un simple pasajero. He facilitado este paso, que creo que es histórico, para dejar un país en paz a nuestros hijos. 

O sea que usted cree que puede haber gente que no apoya su gobierno, pero que puede votar el Sí…

Pues, mire, uno  de mis más grandes contradictores, como lo es el senador (Jorge) Robledo, que dice que no es amigo mío, va votar por el Sí, como lo harán  muchos de los sindicatos, muchos de los opositores. Incluso hay  gente que entró al Gobierno por eso, Clara López, del Polo Democrático, es la oposición y dijo ‘yo estoy comprometida con la paz’ y la paz está por encima de unas diferencias que  frente a ella son marginales. 

¿Por qué está tan seguro de que va a ganar el  Sí?

Yo estoy absolutamente convencido que el Sí va a ganar porque la gente está muy cansada de esta violencia y de esta guerra. Yo le pregunto:   ¿no le parece un acontecimiento maravilloso que el día que se firme el acuerdo final desaparezcan las Farc?, un grupo que le ha causado tanto daño a este país. Ese es un paso  trascendental, la gente está comenzando a entender  lo que significa acabar la guerra con las Farc.

¿Qué pasa si llega a ganar el No en el plebiscito, teniendo en cuenta que el resultado es vinculante para usted. Ha pensado  en un Plan B?

Yo no tengo Plan B porque estoy absolutamente convencido de que va ganar. La alternativa es volver a lo que teníamos hace seis años: volver al conflicto armado y esa no creo que sea una alternativa que el pueblo colombiano vaya a escoger.

Pero si gana el No, los acuerdos se irán a un cajón…

Volvemos a lo que teníamos hace seis años, vuelven las  Farc al monte y seguimos como estábamos antes. 

¿De lo acordado nada serviría?

No, porque fue rechazado, pero repito, estoy absolutamente convencido de que eso no va a suceder.

¿Ya tiene definida la pregunta del plebiscito?

No. La estoy pensando muy bien para que sea un pregunta adecuada y justa frente a la dimensión de lo que el pueblo colombiano está escogiendo. 

Desde la oposición se habla del desequilibrio que tienen los que apoyan el Sí frente a la capacidad de difusión de los que respalden el No. ¿Cómo garantizará su gobierno que haya el equilibrio informativo y de difusión que se requiere tanto para el Sí como para el No?

La ley lo establece claramente. Esto no es elección normal, no es una elección de una persona, es una elección frente a un tema que está contenido en la propia Constitución. Es la forma de lograr la paz y los que no la quieren van a tener todo el derecho para decir que No. Por ejemplo, el Gobierno no puede invertir en publicidad por el Sí,  puede invertir en pedagogía para que la gente conozca los acuerdos y eso es uno de los temas  más importantes, porque si ha habido desinformación ha sido por parte de los enemigos de este proceso que  han venido desinformando durante los últimos tres o cuatro años. Me sorprende que gente bien informada, esté  desinformada sobre los acuerdos porque creen en las mentiras que se han dicho sobre lo que se está negociando.

¿Le preocupa que los defensores del Sí no estén agrupados en una sola campaña? ¿Le hubiera gustado un sólo frente común?

Sí, sería lo ideal, pero son diferentes expresiones que quieren aprobar los acuerdos, que no necesariamente son aliados, cada uno tiene su forma de aprobarlo, es como una especie de sumatoria de esfuerzos que al final yo creo que va a ser muy positivo.

Lea también: En reunión con Santos, partidos políticos dan espaldarazo al plebiscito por la paz

La oposición está analizando si invita a votar por el No o se va por la abstención para no llegar al umbral. ¿Qué  es más difícil?

Esa es una pregunta y muy importante y da pie para decir lo siguiente: no es cierto que nosotros estamos engañando al pueblo colombiano al disminuir el umbral, porque no lo hemos disminuido, el 13,5 % de votos afirmativos equivale al 25 % de participación en el plebiscito, que es el umbral que tienen los referendos en la Constitución, inclusive el 13,5 % es superior al 12,5 %  que se requeriría en el 25 % de participación y eso lleva a decirle que si  yo pudiera escoger lo que va a hacer la oposición, escogería el No, porque, como lo dijo la Corte, esto es una decisión de Sí o No, yo acepto los acuerdos como están o no  los acepto, sin términos medios. 

¿Usted preferiría que el plebiscito se hiciera en un día de semana para que la gente participara más?

Eso lo hemos discutido con mucha gente. Pero de los más beneficiados con esos acuerdos  van a ser los campesinos y estos no distinguen entre  martes y miércoles sino los domingos, para ellos es muy importante ir a los pueblos ese día y por eso vamos a mantener la tradición de que sea un domingo. 

Cambiando de tema, ya se conoció la lista de los delegados de la ONU para la verificación y ahí aparecieron 30 personas delegadas del Gobierno de Cuba, la oposición está diciendo que allí hay un problema de identidades con la filosofía de las Farc, ¿usted qué piensa?

Este monitoreo va a ser responsabilidad de la ONU, que tiene muchísima experiencia en este tipo de verificaciones y va a garantizar el buen funcionamiento de esos observadores y que existan personas de Cuba, 30 de 500 o más, no tiene ninguna relevancia, eso sí es ganas de encontrarle peros a un procedimiento que deberían estar aplaudiendo todos los colombianos. El Consejo de Seguridad, por unanimidad, avaló esa resolución, dijo ‘vamos a colaborar gustosos porque el de  Colombia es el único conflicto armado en el mundo que se está solucionando bien’.

Uno de los temas que preocupa a la oposición es la participación política de las Farc. ¿Cuál es su posición sobre la posibilidad de otorgarle curules durante un tiempo a las Farc y la otra, la eventualidad de que personas condenadas por delitos de lesa humanidad puedan ser elegidas?

Pues mire, este proceso tiene sentido en la medida en que las Farc puedan participar en política; el fin de este proceso es que dejen  de generar violencia y que hagan política, pero por las vías legales y democráticas, de eso se trata el proceso. Entonces, mal haría uno en impedir que participaran en política o que tuvieran la oportunidad, en un momento dado, de estar representados en las instancias donde se hace la política, que es el Congreso. Entonces, yo no tengo ningún reparo a que ellos tengan un participación pequeña en el Congreso. Mucho mejor, como decía Juanes el otro día, tenerlos en el Congreso echando discursos, que echando balas en el monte y que sus líderes sean posibilitados para que puedan asistir al Congreso también tiene toda la lógica del mundo.

Lea también: "En las Farc nadie está en función de ser presidente o ministro": 'Timochenko'

¿O sea, el país debe prepararse para que haya durante un tiempo unas curules asignadas a las Farc?

Por supuesto, entiendo que ellos van a participar en las elecciones del año 2018 y  si no llegan al umbral o algo, se les puede otorgar alguna participación que les garantice  en un periodo cierta participación. Sobre todo porque  se estarán implementando los acuerdos y es muy importante que ellos tengan la posibilidad de comentar sobre esa implementación, me parece que es apenas lógico y conveniente.

Presidente, ‘Pablo Catatumbo’, en entrevista con El País, dijo que en relación a la amnistía que las Farc están negociando en Cuba que es “imposible que un guerrillero acepte ubicarse en una zona veredal sin tener certezas concretas sobre su situación jurídica, pero que el Gobierno quiere hacerse el sordo ante esta lógica reivindicación nuestra”, eso lo dice textualmente. ¿Qué responde a esa afirmación?

Pues mire, yo he evitado durante estos cinco años responderle a afirmaciones u opiniones de la guerrilla frente a los temas. Más bien le hago la siguiente recomendación de periodista a periodista: que sus periodistas pongan en una columna todo lo que las Farc han venido exigiendo y pidiendo desde el principio y todo lo que realmente se concedió, y el pueblo colombiano se va a dar cuenta el verdadero alcance de esta negociación y de estos acuerdos. Sí, me imagino que Catatumbo dirá que siguen exigiendo ciertas cosas, y se pueden dar en la medida en que sea razonable y aceptable para el Gobierno y para el pueblo.

Lea también: "Nunca buscamos intencionalmente la muerte de diputados": 'Pablo Catatumbo'

Presidente, ¿de verdad usted sí creía que el expresidente Uribe le iba a contestar sí a su invitación a participar en el proceso de paz?

Yo tenía la esperanza de que él se diera cuenta que este tren ya está marchando y que no se puede quedar por fuera de la historia, que termine él mismo sus años de vida señalado como una persona que se opuso a uno de los momentos más importantes del país. 

Él mismo quiso que esto sucediera y  simplemente porque este proceso lo está haciendo otra persona, está en la oposición. Yo sí pensé que él iba a aprovechar esta oportunidad y no la aprovechó, como no ha aprovechado muchos intentos de diálogo que yo he querido tener con él, porque no es la primera vez, es como la décima vez que yo le hago una oferta para que nos sentemos a dialogar como personas civilizadas lo que le conviene al país, lo que le conviene a él, lo que me conviene a mí, al Gobierno, en lugar de esta confrontación, que  no dudo que es polarización y las polarizaciones, como lo estamos viendo en el mundo entero, son motivo de estancamiento para los países.

El expresidente Andrés Pastrana pidió que se contemple la posibilidad de que se reabran algunos capítulos de la negociación, específicamente la participación en política y la justicia. ¿Qué le responde usted?

Que está a destiempo. Llevamos cinco años negociando, ojalá él, que tanto buscó hacer la paz en Colombia, hubiese participado en el proceso. Muchas veces se le dijo, hombre, participe, pero él quiso estar por fuera, y ahora viene a tratar de hacer insinuaciones que él sabe perfectamente que son inviables.

Lea también: Expresidente Pastrana llama al conservatismo a decir No en el plebiscito por la paz

¿Le sorprendió la actitud del expresidente Pastrana, después de que él en su gobierno hizo esa apuesta tan jugada por la paz?

Me ha sorprendido, inclusive gente muy amiga de él me lo ha dicho, que no entienden por qué una persona que se jugó todo su capital político por la paz, que  dio concesiones mucho más allá de lo que nosotros  hemos dado, hoy esté en esa posición.

¿Siente que algunos expresidentes están  celosos con usted por que va a hacer la paz y ellos no pudieron?

Usted lo dijo, no yo…

¿Qué opinión le merece las afirmaciones de Pastrana de que el plebiscito  es un golpe al orden institucional y un espurio?

Yo le contesto con la siguiente afirmación: no hay garantías y procedimientos más idóneos y más apropiados para darle seguridad jurídica a estos acuerdos, que los que escogimos. 

Y, como lo he mencionado, el Congreso de la República será el escenario para las reformas constitucionales, que es el mecanismo establecido por nuestra propia Constitución, y como si fuera poco, todo lo que se decida será analizado por la Corte Constitucional para que se enmarque dentro de la Constitución. Pero además, para que eso suceda, tiene que haber una refrendación por parte del pueblo colombiano. Entonces, me pregunto, ¿dónde está lo espurio? ¿Donde está el golpe de Estado? 

Todo lo contrario, hemos hecho algo que realmente desde el punto de vista democrático es impecable para que los acuerdos tengan seguridad jurídica y tengan la legitimidad de nuestras instituciones.

Pasando al tema de Cali, entre la ciudadanía hay mucha preocupación por el tema de la inseguridad. ¿Cómo ve desde el Gobierno lo que está pasando en la ciudad y cómo puede apoyar al Municipio para tratar de revertir esta situación?

Hoy (viernes) tuvimos un consejo de seguridad sobre Cali, analizamos muy bien las cifras, qué está pasando y descubrimos una serie de falencias, que entre otras cosas por pura coincidencia, ustedes en El País mencionaron, las 380 cámaras que están fuera de servicio y no solamente eso sino el número de personas que se utilizan para vigilar los centros de  comando y control, que es totalmente inadecuado. Las cámaras son elementos muy importantes para combatir el tipo de delitos que están afectado más a la ciudadanía en Cali.

Lea también: "Se hará un gran esfuerzo en Cali para mejorar el uso de las cámaras de seguridad": Santos

Vamos a hacer  un esfuerzo muy grande para corregir eso, vamos a hacer más controles de seguridad, le propuse al Alcalde y a la Gobernadora para también en el Valle del Cauca  para ir haciendo una mejor utilización  de los policías que hoy tenemos, vamos a aumentar el número de fiscales, le voy a hablar al nuevo Fiscal, que posesiono el lunes, sobre la necesidad de destinar  más fiscales y más policía judicial a Cali y el Valle. Lo de las cámaras debe tener un efecto muy  positivo en  ese tipo de delitos. Las motos, por ejemplo, lo que descubrimos es que hay hurto de motos  para robarse el motor que van a unos cultivos ilícitos entre Pradera, Florida y Miranda, ahí  vamos a concentrar unos esfuerzos especiales para corregir ese problema. Como suele suceder, los problemas hay que irlos enfrentando en la medida en que se van presentando. 

Más de lo que dijo el presidente Santos

La economía

En las últimas semanas se conoció la posición de algunas calificadoras de riesgo, una de ellas, habla del aumento de la inflación, el déficit fiscal, del aumento del endeudamiento con respecto al Producto Interno Bruto, lo que hizo que le bajaran la calificación al país. ¿Cuál es su opinión como Presidente y exministro de Hacienda sobre esa decisión?

Primero déjeme, con  odo cariño y respeto, corregirlo: no se ha bajado la calificación del país, no sé de dónde salió esa información. El pronóstico de Fitch lo puso negativo, pero la calificación, que  es lo que importa no la bajó y en su informe claramente establece, no bajamos la calificación, bajamos el pronóstico como una advertencia frente a la reforma tributaria, porque la reforma tributaria  es necesaria para que tengamos unas finanzas públicas que nos permitan seguir financiando los gastos del  Estado. La inflación se ha subido por fenómenos coyunturales, la devaluación, producto de la baja  del precio del petróleo, y el Fenómeno de El Niño, que nos pegó muy duro, pero ya estamos en camino a corregir esa inflación, aunque este mes va a ser muy malo por culpa del paro camionero. 

El endeudamiento se ha subido por la devaluación, porque  la deuda externa expresada en dólares se aumenta, pero como proporción  del PIB, traído a valor presente sin la devaluación, nosotros no hemos aumentado la deuda; el crecimiento de la economía se mantiene  aceptable frente al resto de América Latina donde viven unos problemas muy serios. Nosotros estamos respetando la regla fiscal y por eso vamos a continuar con una política responsable, conservadora para poder tener una política social  progresista y efectiva.

¿Cuándo se va a presentar el proyecto de reforma tributaria al Congreso?

Estamos dándole las últimas puntadas, haciendo los últimos cálculos para que de todas formas esa reforma se aprobada en esta legislatura y entre en vigencia  en enero próximo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad