"Antioquia no es Uribe", gritaron los paisas durante marcha por la paz

Octubre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa

La marcha fue convocada por estudiantes para rechazar la posibilidad que este conflicto siga cobrando vidas de civiles.

Durante hora y media miles de ciudadanos caminaron en la ciudad donde ganó el No en el plebiscito para exigir que la salida negociada termine de una vez por todas con más de 52 años de conflicto con las Farc.

El clamor en la voz de Mercedes Sosa para no ser indiferente a la guerra, el himno Nacional, que sonó al unísono, una voz al unísono que gritaba que "Antioquia no es Uribe" y un cerrado aplauso en homenaje a las víctimas del conflicto armado, cerraron la multitudinaria marcha que se realizó en el centro de Medellín en la noche de este viernes. 

Durante hora y media, miles de ciudadanos caminaron desde el parque de Las Luces, frente al centro administrativo La Alpujarra, hasta el Teatro Pablón Uribe, en la avenida La Playa, para exigir que la salida negociada termine de una vez por todas con más de 52 años de conflicto con las Farc.

La marcha fue convocada por estudiantes y la mayoría de participantes eran jóvenes, pero a la cita con el perdón y la reconciliación en la capital antioqueña acudieron personas de todas las edades y clases sociales, para rechazar la posibilidad que este conflicto siga cobrando vidas de civiles.

Lea también: Colombia realizó multitudinaria manifestación por la paz este miércoles

Una de las participantes fue Gilma Zuleta de Fernández, una mujer de 86 años que vivió en carne propia el dolor del destierro por el conflicto armado y que se conmovió por esa posibilidad latente de dejarle un mejor país a sus nietos: “Soy desplazada de Yarumal y viví el rigor de la violencia desde hace 50 años. Me llena de alegría ver toda esta gente joven reunida regalando mensajes de perdón y reconciliación”, aseguró. 

La manifestación transcurrió en completa tranquilidad e intercaló consignas en favor de la paz y la salida negociada según se pactó en La Habana y silencios conmovedores a la luz de las velas que recordaban a los que partieron de manera apresurada. 

Antes de las 8:00 p.m. la marcha se comenzó a disolver de a poco y miles de ciudadanos se fundieron en abrazos colectivos. La lluvia, que acompañó toda la marcha, mermó su intensidad y el corazón de muchos se aceleró hasta las lágrimas. Difícil no recordar y pregonar paz por tantos que se fueron. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad