A la paz ya le empezó a correr el tiempo legislativo

A la paz ya le empezó a correr el tiempo legislativo

Octubre 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros | Colprensa
A la paz ya le empezó a correr el tiempo legislativo

El pasado 15 de septiembre, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, radicó en nombre del Gobierno los acuerdos que necesita para darle vía a la paz.

El jueves se radicó la nueva ponencia del Gobierno. Esta semana comienza el debate.

Las hojas del cronograma legislativo para el proceso de paz empezarán a caer desde la semana próxima, cuando la Comisión Primera del Senado  empiece a discutir  la iniciativa.

Aunque el proyecto se presentó a mitad de septiembre, llegó con un Inri de inconstitucionalidad que obligó al Gobierno a buscar consenso en torno a la propuesta logrando ajustar los tiempos de trámite y presentándola de nuevo el pasado jueves.

En primer término se espera que  la iniciativa  salga  en octubre mismo del Senado, lo cual es difícil ya que  la última semana del mes los congresistas no sesionarán porque le darán prioridad a las elecciones del 25 de octubre.

Por ello se ha previsto que la Comisión Primera la vote antes del jueves, para que no se extienda una semana más. Ya en plenaria, los cálculos es que se demore dos semanas más, una de octubre y la primera de noviembre.

 El senador ponente, Carlos Fernando Motoa, señaló que “faltan tres meses para que terminen las sesiones y es suficiente para aprobar la iniciativa, solo tiene dos artículos, pero no por eso se puede votar sin analizar los grandes cambios que incluye”.

 El otro ponente, Armando Benedetti, sostuvo que “esta va en el sentido con que el Gobierno la radicó, acá lo que se quiere es crear los instrumentos para que el Congreso instrumente las facultades al Presidente y la Comisión Legislativa que desarrollará todo lo que se pacte en La Habana para que realmente sea bastante rápido”.

 Motoa aseguró que ya se aclararon algunas dudas surgidas en el debate previo. Por ejemplo, se incorporó que los doce miembros adicionales que tendrá la Comisión Legislativa Especial incluirá un componente de género, es decir que se tendrá en cuenta la participación de las mujeres.

También se estableció que la votación de las leyes y los actos legislativos no se hará en el Congreso en pleno, sino que será cada Cámara la que haga su votación, con el fin de respetar la figura del bicameralismo.

En cambio, persisten las dudas sobre lo referente a la votación calificada para la improbación de alguna de las reformas que se tramiten, por cuanto se requiere la votación mínima y no de las mayorías.

El articulado además es claro que este mecanismo especial solo se pondrá en vigencia luego de dos condiciones fundamentales: que la guerrilla haya firmado el acuerdo de paz y que los colombianos lo hayan aprobado en la refrendación de los acuerdos finales que se firmen en La Habana.

Un paso más, según explica el senador Motoa, tiene que ver con la revisión de los textos que deberá hacer la Corte Constitucional, lo cual se espera que se dé también en un procedimiento expedito.

Ambos congresistas estiman que ya se cerró el alcance de  las facultades especiales que se otorgarán al Presidente de la República,   para lo cual la ponencia precisa hasta dónde podrá ir el Mandatario y por cuánto tiempo.

A su vez, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, conceptuó que el Gobierno no permitió que en este momento se incorporen nuevos temas a la reforma constitucional.

Como se recordará, la semana anterior el coordinador ponente, Roy Barreras, y el presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, habían planteado la posibilidad de incluir de una vez lo referente a la justicia transicional acordada con las Farc.

Sin embargo,  Motoa indicó que  se podrá incluir en la discusión que se dé tras la primera vuelta en la Comisión Primera.

Para ello sería necesario que ya se hubiese publicado el texto completo de lo convenido el pasado 23 de septiembre en La Habana, lo cual el propio presidente Juan Manuel Santos dijo que se hará una vez se precisen algunas dudas de su equipo de negociadores.

Lo cierto es que los  días que vienen serán clave para ver cómo avanza en el Congreso la reforma constitucional más importante que se haya presentado en los dos gobiernos del actual Mandatario, una lucha en donde  parece tener las mayorías, aunque las voces opositoras podrían llegar a ser mucho más fuertes que la de los defensores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad