Como 'perros y gatos': estas son las peleas pre electorales de los partidos en el Valle

Como 'perros y gatos': estas son las peleas pre electorales de los partidos en el Valle

Noviembre 05, 2017 - 08:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley, editora de Poder
Candidatos presidenciales

En las principales colectividades en el Valle hay fuertes rivalidades, al punto que algunos grupos internos no postularían aspirantes a Cámara.

El País

Aunque las fisuras y fracturas en los partidos políticos son comunes, estas quedan más expuestas cada vez que se acerca un debate electoral.

En unos casos esas fracturas se agravan, mientras en otros siguen como fisuras que nunca sanan. Y esto es lo que parece estar ocurriendo en las principales colectividades políticas del Valle del Cauca, frente a los comicios legislativos del 2018.

Al ascultar la situación en los partidos que están en proceso de conformación de sus listas al Congreso de la República -que se empezarán a inscribir el 11 de noviembre-, quedan al descubierto una serie de rivalidades internas en los grupos que convergen en las formaciones políticas.

Las tensiones son especialmente por las listas a la Cámara de Representantes y en algunos casos al Senado.

Esas tensiones van desde querer pasar de una cámara a otra, la ubicación en la lista (el número) o el no querer postular candidatos para no ayudar a empujar las planchas y así evitar sumarle votos a aspirantes de otro grupo o al líder con el que tienen diferencias, lo que pondría en riesgo curules.

Y a eso se suma que hay dirigentes que fueron socios en el pasado y que hoy prácticamente no se pueden ni ver o escasamente se saludan.
Las pugnas más evidentes se registran en Cambio Radical (CR) y el Centro Democrático (CD), donde hay serias diferencias entre las cabezas líderes de las distintas vertientes que confluyen en esas colectividades y donde se podría aplicar el viejo adagio de ‘juntos pero no revueltos’.

Lea también: "Nos juntamos o nos hundimos", la propuesta de Petro a Claudia López y Sergio Fajardo

Por ejemplo, en Cambio Radical desde las pasadas elecciones a la Alcaldía de Cali se dio un distanciamiento entre dos dirigentes que hicieron fórmula al Congreso en el 2014: el representante José Luis Pérez y el senador Carlos Fernando Motoa. El primero apoyó a Maurice Armitage y el segundo a Roberto Ortiz, lo que llevó a la ruptura de esa relación.

Esa rivalidad aumentó luego que se conociera que Pérez iba a aspirar al Senado y podría disputar la curul a Motoa, que es la única representación del Valle en CR. Y ahora entró en juego otro actor: Carlos Abraham Jiménez, quien también va la cámara alta.

Por los lados del Centro Democrático es ‘vox populi’ que desde que Christian Garcés ingresó a ese partido, no fue visto con buenos ojos y se generó una rivalidad con el sector que orienta la senadora Susana Correa, al punto que el excandidato a la Gobernación, aunque sigue las directrices de la colectividad, trabaja por su lado.

A eso se suman los roces que se han dado internamente con el actual representante Carlos Cuero, quien hoy trabaja con su grupo en Aguablanca.

Por la Alianza Verde siguen los roces con el exalcalde Jorge Iván Ospina, quien es ahora es el jefe nacional.

En la U salió a flote una vieja rivalidad. El grupo del senador Roy Barreras no es partidario de llevar candidato a Cámara para evitar empujar la lista del sector de la gobernadora Dilian F. Toro.

En el conservatismo las viejas rivalidades el exgobernador Ubéimar Delgado y el representante Heriberto Sanabria, persisten. La diferencia la hacen los liberales, donde hay más movimientos compitiendo, pero las relaciones no se han agrietado.

Este es el panorama en los partidos:

Cambio Radical 
Candidatos Cambio Radical

En Cambio Radical se vive una rivalidad interna entre las tres tendencias que hay en el partido en el Valle: la del grupo del representante José Luis Pérez (izquierda), la del también representante Carlos Abraham Jiménez (centro) y la del senador Carlos Fernando Motoa (derecha).

Las divergencias han llevado a que hoy la lista de la Cámara no se haya podido conformar y a la vista solo estén dos candidatos de la línea de Pérez. Ellos son el exconcejal Oswaldo Arcos y Jessica Echeverri, hija del exconcejal Albeiro Echeverri.

Según fuentes del partido, aunque a las otras dos vertientes se les ha pedido que presenten candidatos no lo quieren hacer para evitar empujar la lista, pues eso favorecería a Pérez, más aún cuando Jiménez decidió dar el salto al Senado.

Ese hecho, que para militantes del partido es una “especie de todos contra José Luis”, pondría en peligro una de las dos cámaras que hoy tiene CR y a la que quiere hacerse el liberalismo y el Centro Democrático.

Sin embargo, el representante Carlos Abraham Jiménez asegura que no es que su grupo no quiera presentar candidato a la Cámara, pues lo de su paso al Senado se dio hace apenas dos semanas y tuvo que abortar la reelección. Pero también se enfrentan al problema de que no tienen figuras para postular, pues Noralba García y el concejal Carlos Hernán Rodriguez están inhabilitados. “Eso de no querer empujar la lista es un cuentazo”.

Para Pérez, las curules no están en riesgo y, según sus cuentas, con su fuerza, la de Milton Castrillón y otros grupos que lo apoyan, alcanzan a salir Arcos y Echeverri.

“Lo que pasa, más bien, es que no quieren competir conmigo y algunos dicen que votar acá es ayudarme. Si se pierde una cámara, lo que buscan es responsabilizarme a mí. Eso es una disculpa para votar con otros partidos”, agrega el dirigente.

Sobre la pelea por votos al Senado en el Valle, el congresista Jiménez considera que no hay líos, pues cada quien tiene sus fuerzas acá y apoyos en otras regiones.

Pérez, a su vez, cree que la candidatura de Jiménez al Senado es importante porque podría crecer la participación del Valle. Al tiempo que reconoce el distanciamiento con Motoa, cree que este puede conservar su curul con los respaldos que tiene acá y por fuera.

Centro Democrático
Candidatos Centro Democrático.

La fractura que surgió hace algo más de dos años en el Centro Democrático, CD, con la llegada de Christian Garcés (centro), se acentuó luego de que este expresara su deseo de ser candidato al Senado, a lo que se opuso el sector de la senadora Susana Correa, que, según el excandidato a la Gobernación, lo empezó a ver como una competencia.

Tras ires y venires, Garcés optó por postularse a la Cámara de Representantes y está a la espera del aval. Este lunes el Comité Departamental del CD entrevistará a los 24 precandidatos inscritos y el 16 de este mes se conocerán los 13 que van al debate electoral.

Aunque en el interior del CD se ha dicho que Garcés quiere llevar el número uno de la lista, si es abierta, el político considera que debe ser para el representante Carlos Cuero.

Garcés no niega que ha generado resistencia en un sector del CD y que tiene una relación muy distante con Correa, debido a que no se ha subordinado políticamente a ella y actúa independiente, pero dice que la respeta como senadora, al igual que a los postulados del partido.

Además, tiene contacto directo con el expresidente Álvaro Uribe, lo que no gusta a algunos.

“Por eso hay gente que trata de minimizarme. Yo siempre he sido independiente, coordino mi grupo, trabajo para el partido y participo en eventos”, agrega.

En tanto, Cuero (izquierda) no tiene la aceptación de hace cuatro años, debido a que, según militantes, tras ser electo, se alejó, no iba a los municipios y hoy trabaja con su grupo en Aguablanca. Incluso este llegó a decir que lo excluían. El concejal Roberto Rodríguez ya no lo apoya. De ahí que un sector no quiera su reelección, pero él se postuló ya que, dijo, tiene un derecho ganado.

La senadora Correa niega que haya divisiones en el CD y dice que trabajan para tener más presencia en el Congreso, pero reconoce que Garcés es una ficha independiente en el partido.

Agregó que no tiene diferencias con Cuero, quien la consulta y que él tiene derecho a aspirar por ser parte de la estructura del CD.

En cuanto al Senado, al principio hubo resistencias frente a Gabriel Velasco (derecha), apoyado por empresarios y que tendría asegurado su cupo, pero luego se aceptó y hoy disputa la representación con el exalcalde de Buga Jhon Harold Suárez y el comerciante Robinson González.

Conservadores

La vieja rivalidad entre las dos corrientes del Partido Conservador persistirá en las legislativas, pero al parecer no buscan hacerse daño.

Los socios de antaño, el grupo del exgobernador Ubéimar Delgado y el representante Heriberto Sanabria volverán a enfrentarse. El segundo quiere saltar al Senado, pero dice que no va tras la curul de Mauricio Delgado, si no que aspira a recuperar la del exsenador Germán Villegas.

“La división en el partido es creativa. No me interesa la curul de Mauricio. Buscamos es aumentar la representación del Valle en el Senado”, dice Sanabria.

El exgobernador cree que no hay problemas con Senado y que tienen los votos para mantener ese escaño. Considera que Sanabria hace buen trabajo por fuera y podría salir electo.

Sobre la pérdida de una de las cámaras, debido a su postulación al Senado, Heriberto Sanabria dice que eso no pasará porque las cuentas dan para mantenerlas y más aún cuando en la lista, por falta de aspirantes - hay 5-, no habrá tanta gente.

Pero Delgado sí ve en riesgo una cámara, pero más porque varios líderes conservadores se han ido a otros partidos, especialmente a la U.

La U

En el Partido de la U hay dos grupos fuertes: el de la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, y el del senador Roy Barreras.

La agrupación de la Mandataria tiene las mayorías y aspira a aumentar su escaños tanto en Senado como en Cámara.

La meta es pasar de un senador a dos y mantener los tres representantes que eligió en 2014, aunque uno se fue de su grupo, y sumar uno más en alianza.

Ante esa situación, según fuentes de la U, el grupo del senador Barreras está reacio a llevar candidato a la Cámara en el partido para no empujar esa lista y sí postular a alguien de su movimiento -que sería Jhon Jairo Hoyos- en otra colectividad.

“Uno podría decir que no hay peleas internas graves, pero sí diferencias entre los dos movimientos en cuanto a Cámara”, dice una de las fuentes.

Liberales

Pese a que en el liberalismo del Valle del Cauca hay catorce movimientos con sus propios jefes, en esta oportunidad no hay fracturas para la conformación de la lista a la Cámara y la representación al Senado.

La meta que se han propuesto todos los dirigentes es trabajar por aumentar de tres a cuatro o cinco curules a la Cámara y pasar de un senado oriundo del Valle a dos.

De ahí que el presidente del Directorio Departamental, Jorge Homero Giraldo, sostenga que no hay divisiones y que todos empujan para sumar votos. “No hay peleas, todos hacen trabajo en Cali y los municipios y a cada quien le tocará contarse para lograr la meta propuesta”.

Por su parte, la presidenta del Directorio Municipal, la concejal Clementina Vélez, asegura que para fortuna del partido cada movimiento está trabajando por su candidato , por lo que aspiran a sacar la más alta votación en el 2018”.

Los verdes

Las rivalidades que nacieron hace algo más de cuatro años en la Alianza Verde en el Valle del Cauca con la llegada de varios grupos a esa colectividad, entre ellos el del exalcalde de Cali Jorge Iván Ospina siguen latentes e incluso se agudizaron, especialmente con los antiguos militantes que se conocen como los ‘verdes puros’.

Hoy, tal como lo advirtieron en su momento algunos líderes, Ospina tiene el control del partido y los viejos verdes quedaron relegados al punto que su principal figura el exconcejal Michel Maya se ha alejado y tiene un enfrentamiento con el exalcalde, que asumió la Dirección Nacional, al que cuestionó y descalificó para ese cargo. Los dos escasamente se saludan si se cruzan. Pero en Podemos y Progresistas, que también están ahí, hay inconformismo por el manejo.

A la situación de los partidos se suma un elemento externo: la pelea de liberales y conservadores con los partidos de la U y Cambio Radical, a los que acusan de estar llevándoseles sus líderes por puestos.

Sobre el candidato al Senado que buscará ocupar la curul de Susana Correa, esta dijo que la decisión la tomará ella con el expresidente Álvaro Uribe, quien además quiere incluir otro aspirante del Valle en la lista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad