Armitage y su estrategia de acercar a los exalcaldes de Cali

Mayo 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley | Editora de Poder El País
Armitage y su estrategia de acercar a los exalcaldes de Cali

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, recorrió en compañía del exmandatario Jorge Iván Ospina, hace dos semanas, el estadio Pascual Guerrero para evaluar las obras que hacen falta y escuchó consejos del médico senador.

Contrario a lo que han hecho otros mandatarios, el Gobernante tendió puentes con Jorge Iván Ospina y otros exmandatarios.

Para el grueso de la ciudadanía, especialmente  para los políticos,   lo normal es que los mandatarios que inicien periodos, casi siempre, saquen el espejo retrovisor para mostrar los errores de sus antecesores. En ese proceso, inclusive, se la pueden pasar meses,  años o todo el mandato. Quizás por ese antecedente es que  llama la atención  que el actual alcalde de Cali, Maurice Armitage, tenga acercamientos con  tres de los exmandatarios de la capital del Valle del Cauca.  Aunque  la gran mayoría  ve normal que  Armitage tenga contactos cercanos con   Rodrigo Guerrero, ya que en la ciudad  fue un secreto a voces que el hoy exalcalde fue fundamental para que el empresario  aceptara ser candidato a la Alcaldía y se convirtiera en su sucesor,  sí tomó por sorpresa la relación que ha entablado  con  exgobernantes  como  Jorge Iván Ospina y John Maro Rodríguez. Pero no sucede así con Ricardo Cobo, quien además de amigo es socio en negocios, ni con Germán Villegas Villegas, quien lo respaldó en la campaña política. Con Ospina   sorprende mucho más porque   en diciembre de 2014 este  le propuso a Armitage que se lanzara a la Alcaldía de Cali,   pero al  postularse Angelino Garzón se la jugó por el exvicepresidente, debido a los  viejos lazos de amistad que los une.  Tal vez por ese motivo muchos esperaba que Alcalde y exalcalde ni hablaran. Pero los que conocen  a Maurice Armitage aseguran que una de sus grandes virtudes es acercarse a la gente y en especial a aquellas que  él cree le pueden aportar en su tarea de sacar la ciudad adelante.  De ahí que a lo largo de estos meses de gestión se haya reunido en varias oportunidades con Guerrero, Ospina y Rodríguez. A los dos primeros, incluso,  los ha invitado a que lo acompañen en  actos de gobierno.  Rodrigo Guerrero, por ejemplo, estuvo con  Armitage  en un reciente consejo de seguridad donde se analizó el comportamiento de los homicidios en Cali. “Me invitó al consejo de seguridad y lo acompañé. Ese es  un tema que llevo en el corazón y  del mismo depende el futuro de la ciudad y hay que seguir trabajando para seguir bajando las tasas de homicidios”, explicó Guerrero, quien añadió que él vive agradecido de que Maurice Armitage hubiera decidido lanzarse a la Alcaldía y prestarle un servicio a la ciudad. Pese a la relación de amistad que tiene con el hoy Alcalde, Rodrigo Guerrero aclara que es respetuoso de las decisiones del gobernante. “No tiene sentido opinar y por eso callo. Solo cuando me consulta le doy mi opinión y le colaboro”, asegura  el exgobernante  tras indicar que le parece positivo que el Mandatario conozca experiencias de antecesores. Guerrero destaca que acercarse mucho a las personas   es “una virtud extraordinaria” de Maurice Armitage que, reconoce,  tal vez le  faltó  a él.Aunque el exalcalde guarde prudente distancia no hay que olvidar que  Maurice Armitage dejó en  el gabinete más de una decena de funcionarios que acompañaron al médico que gobernó a Cali hasta el 31 de diciembre pasado.  ¿Quién buscó a quién? En el caso del ahora senador Jorge Iván Ospina, este reconoce que fue él quien buscó a Armitage para plantearle temas ambientales, que son del interés de su partido,  la Alianza Verde, que, en su opinión,  deben estar en la retina del Alcalde a través del   Plan de Desarrollo. Entre esos temas, el exmandatario cita la ampliación del Ecoparque de Pance, la lucha contra la minería ilegal en Los Farallones, las restricciones inmediatas a la urbanización en las riberas del río Pance  y la construcción del gran parque central ecodeportivo, frente a los lotes de Cosmocentro. En los encuentros personales (cuatro que han tenido)  también han hablado del fortalecimiento del MÍO y de la red de bibliotecas y hace dos semanas realizaron juntos un recorrido por el estadio Pascual  Guerrero, donde Armitage escuchó las sugerencias de Ospina en materia de obras.  “Yo busqué al Alcalde, pero ante todo, Armitage jamás ha tenido una puerta cerrada para ayudarle y servir a la gente”, explica Ospina, quien dice que conoce al actual mandatario de tiempo atrás y siempre ha creído que detrás de su bondad y sensibilidad humana y exitoso empresario hay un hombre que quiere dejar huella  “y por eso me le he acercado y compartido temas que le sirven a Cali”. Agrega que “algunos como Guerrero y su equipo lejos de ayudar enredan los problemas, pero eso está en la autonomía  y decisión del alcalde Armitage”.  Sin embargo, la cercanía que ha buscado Ospina  con   el Mandatario es vista en algunos sectores como un afán de figurar, pero este se apresura a aclarar que  no es  por protagonismo ni otro tipo de interés.  “Estoy trabajando por la ciudad. El verdadero servidor público sirve a la gente, no se sirve de la gente y yo soy servidor público. Sería más protagónico irme en su contra”, asevera.   En pasillos del CAM y en círculos políticos se comenta que en los contactos Armitage-Ospina ha sido clave Gustavo De Roux, asesor del Alcalde y  viejo amigo de Ospina.  No en vano recuerdan que De Roux  recomendó a profesionales que trabajaron con Jorge Iván Ospina en su gobierno y hoy al menos, tres de ellos, están en esta administración. “Gustavo De Roux  también ha facilitado  acercamientos de Armitage con sectores de izquierda y con el Sindicato de Emcali para trabajar con ellos”, dice una fuente cercana al CAM.  La fuente   añadió que hace unas semanas los senadores   Jorge Iván Ospina, Luis Fernando Velasco y Alexánder López acompañaron, en Bogotá,  al Alcalde a una reunión con el Ministro de Hacienda para hablar de Emcali. Armitage también ha hablado al menos tres veces con el exalcalde John Maro Rodríguez, quien está empeñado en colaborarle a él y a la ciudad  sin ningún tipo de  contraprestación,  según aseguró, tras indicar que dos reuniones han sido en el apartamento de la madre del periodista y una por fuera.   “Mi interés es colaborarle a Cali desde mi experiencia, con virtudes y errores y sin que medie nada más. Le he expresado mi posición sobre el MÍO y Metrocali, Emcali y estamos trabajando en unos documentos para aportarle y ver cómo podemos colaborarle”,  dice  Rodríguez, quien añade que Armitage ha sido receptivo y amable.  John Maro  considera que lo mínimo que se puede hacer es aportar y no destruir a un alcalde que apenas lleva cuatro meses. “A él le pasó lo mismo que a mí, aunque como periodista yo conocía un poco más, le llevará  meses conocer la Administración. Hay que dejarlo trabajar. Le veo energía y entusiasmo”. Rodríguez asegura que en todo lo que pueda ayudar lo hará y que eso es lo que  deben hacer los exalcaldes, a los  que   invitó a reunirse y a  aportar  sin interés y sin protagonismo, pero con elementos de juicio para impulsar y sacar adelante la ciudad. Lo que piensa Maurice  Armitage El alcalde Maurice Armitage se  mostró agradecido con los exmandatarios  que se han acercado para colaborarle, e incluso, dijo que su rival en la pasada campaña electoral,  Angelino Garzón, también lo ha hecho. “Quiero agradecerles el gesto. Han  estado cercanos trayéndome ideas positivas. Yo acojo las cosas buenas y propositivas  para tenerlas en cuenta”, aseguró. Sobre sus relaciones con  el también   exalcalde Germán  Villegas dijo que han   tenido una amistad, aunque ahora están un poco alejados, pero lo considera un hombre bueno y generoso.  En cuanto al exmandatario Ricardo  Cobo, Armitage reconoció que están distanciados. “Cobo es un niñito, lleno de problemas y ya yo estoy muy viejo para aguantarme eso”. Agregó que Ricardo Cobo “no ha  podido entender que yo soy alcalde. No sé si son celos, pero  donde yo le dé un pie se me sube a la cabeza”. Cobo y Villegas, ¿qué?Los exalcaldes  Ricardo Cobo y Germán Villegas Villegas, que han sido sus amigos desde hace muchos años,  cada día parecen estar más lejanos del actual mandatario Maurice Armitage. Cobo, por ejemplo, no habla con Armitage  desde  octubre pasado cuando cuatro días después de las elecciones   este le  dijo:  ‘Figura, te das cuenta que yo también podía ser alcalde como vos’, como repuesta  a un whatsApp  con 10 puntos donde  el exalcalde  le decía porqué creía que  no debía ser candidato a la Alcaldía. Luego le hizo otras observaciones     que al parecer  iban en contravía de lo que el empresario pensaba y parece que eso no le gustó. Y a partir de ahí, el electo mandatario tomó distancia con su amigo y socio empresarial.  Más tarde,  Cobo le mandó un par de razones de temas de ciudad con una persona del sector empresarial  cercana a ambos, pero no obtuvo respuestas ni llamadas. “Llama la atención su actitud conmigo, su amigo. Creo que hay un tema de celos políticos. Él se cuida y no quiere que nadie diga que Ricardo Cobo le da línea a Armitage”, sostiene el exmandatario, quien agrega que le da tristeza no en lo político sino en los personal, pues él siempre creyó  que el hoy Alcalde estaba más allá del bien y del mal. “Ojalá esa actitud no lo lleve  a convertirse en un ser egocéntrico.  En el tema público mostró facetas que no le conocía. Él cree que tiene la verdad revelada y lo está aplicando en el estado municipal. Lo pueden aconsejar, pero termina haciendo lo que  él piensa”, dijo, tras agregar que Armitage debe conocer más el Municipio, no manejarlo por impulsos, hacer las cosas bien  y recibir asesoría que él crea le pueda aportar. “Debe morigerarse más en temas que no conoce, por la locuacidad le pasa lo que le pasa”. En lo que respecta a Germán Villegas, amigo de infancia,  las relaciones están mal debido a que, según dijo hace unos días Adiela Muriel,   esposa del exsenador, Armitage luego de ser elegido alcalde lo hizo a un lado y no le cumplió compromisos como nombrar a una familiar en el Centro de Diagnóstico Automotor.  “Germán puso su trabajo de más de 40 años  de servicio en las manos de él (Armitage) durante la campaña, lo acompañó  y hoy nos desconoce y nos margina”, asegura Muriel.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad