Y el contrato sigue...

Y el contrato sigue...

Marzo 03, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con tantas necesidades de inversión social y con un sistema público de salud en crisis, no recibir ingresos por $162.000 millones le ocasiona un perjuicio enorme al Valle.Ese es el monto que la Industria de Licores del Valle le dejó de transferir al Departamento entre el 2012 y 2015 por los incumplimientos en los que incurrió el Consorcio Suprema, comercializador de sus productos.El descalabro se hizo evidente el año pasado cuando apenas se vendieron 2,4 millones de las 9 millones de botellas presupuestadas, una cifra pírrica que además de las pérdidas puso sobre la mesa la crítica realidad de la empresa más importante del Departamento y la pésima gestión de sus administradores en los últimos años.La gravedad de lo que sucede al interior de la Industria de Licores, confirmado por la auditoría que adelantó la Contraloría del Valle y que derivará en nueve procesos disciplinarios y penales, exige que se tomen decisiones urgentes y drásticas.No se explica, por ejemplo, cuál es la razón para que aún no se termine el contrato de comercialización que además de haberse incumplido ha ocasionado la pérdida del mercado al monopolio del aguardiente.Por eso es necesario actuar para recuperar la ILV, para enderezar su rumbo, asegurar la transparencia de su administración y garantizar el ingreso de unos recursos esenciales para el desarrollo, la salud pública y el bienestar de los vallecaucanos.

VER COMENTARIOS
Columnistas