Vuelve y juega

Abril 21, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Si los señores del ELN quieren hablar de paz lo primero que tienen que hacer es dejar de destruir los recursos de la Nación que son usados para cubrir las necesidades de la gente.El nuevo atentado al oleoducto Caño Limón-Coveñas, en el departamento de Norte de Santander, tiene paralizado el transporte de petróleo y el paso de agua potable en Arauca, luego de que el crudo contaminara su principal río. De ahí que las acciones de la guerrilla no solo afectan al sector que mayores ingresos le genera a la Nación.La consecuencia también la sufren 14.500 usuarios que estarán sin agua hasta que se aisle el crudo de la bocatoma del acueducto.Además ponen en riesgo la seguridad de la región por los daños que las voladuras puedan causar al medio ambiente.Por eso, a los atentados al oleoducto hay que ponerles fin y que el ELN demuestre su verdadera voluntad de paz.

VER COMENTARIOS
Columnistas