Verdaderas soluciones

Junio 25, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La cárcel de máxima seguridad de Jamundí, amplia y moderna, debe servir para solucionar problemas como el hacinamiento, que convierten a los reclusorios del país en bombas de tiempo.La cárcel de Villahermosa en Cali es un ejemplo de ello: su sobrepoblación ha sido sinónimo de violencia e inseguridad, incontrolables para las autoridades.Pero el nuevo complejo penitenciario debe cumplir con una función aún más importante que la de albergar a un número mayor de reclusos.Debe convertirse en un lugar para su resocialización, y debe humanizar las condiciones de su reclusión.Un papel que en Colombia no se cumple porque las cárceles son pensadas sólo como sitios para guardar a quienes cometen delitos.Esa debe ser la mayor preocupación, más que realizar un concurso para buscarle nombre a la cárcel de Jamundí, como lo promueve el Alcalde de esa localidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas