Vandalismo puro

Abril 10, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Antes que una muestra de su voluntad de paz, cuando las Farc atentan contra los oleoductos está enseñando su propósito de destruir la economía y el bienestar de los colombianos.Seis ataques al oleoducto Caño Limón - Coveñas en la última semana y 39 en lo que va del año tienen hoy paralizado el bombeo y exportación de 35.000 barriles diarios de petróleo.Las acciones de la guerrilla no solo afectan al sector que mayores ingresos le genera a la Nación.La consecuencia la sufren 500 trabajadores de las petroleras a quienes se les suspendieron sus contratos.Y se pone en riesgo la seguridad de la región por los daños que las voladuras puedan causar al medio ambiente.Los atentados al oleoducto no son otra cosa que vandalismo, frente al cual parecen impotentes las fuerzas especiales del Ejército dedicadas a cuidar la infraestructura petrolera.

VER COMENTARIOS
Columnistas