Vale la pena

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Frente al esfuerzo económico que significó la reconstrucción del estadio Pascual Guerrero, hubiera sido deseable que a Cali le dieran más partidos del Campeonato Mundial Sub 20.Pero ser sede durante las eliminatorias, hasta llegar a cuartos de final, es una oportunidad para que se ponga otra vez a la ciudad en el contexto como capital deportiva.Cali estaba en mora de invertirle recursos al mejoramiento del Pascual Guerrero, que será el mejor del país una vez se concluyan las obras. Para lograrlo, el Mundial Sub 20 fue una buena excusa, como en su momento lo fueron los Juegos Panamericanos de 1971 para impulsar el desarrollo en infraestructura de la capital del Valle.Eso no implica que los organismos de control dejen de indagar por qué razón la Administración Municipal gastó $80.000 millones en la remodelación a través de un contrato interadministrativo que impidió hacer una licitación pública para darle transparencia al proceso.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad