Una burla

Enero 20, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A los residentes y comerciantes del barrio Granada primero les tocó aceptar la imposición de las obras de arreglo de vías, andenes y redes de servicios públicos en las que la Gobernación, Acuavalle y Emcali se empecinaron a pesar de no ser de su competencia.Luego padecieron la incertidumbre del inicio de los trabajos, que se dilataron por meses, soportaron las incomodidades de los trabajos y esperaron pacientes a que se cumplieran los plazos dados.Entonces hace un año vieron cómo contratistas y obreros se fueron, los escombros quedaron tirados y las obras se dejaron inconclusas.Ahora, con el mayor descaro Acuavalle dice que no hay fecha para terminarlas porque no tiene la plata y le lanza el balón a Emcali.Una burla a la gente de Granada y a Cali, por la que tienen que responder quienes impusieron desde la Gobernación, Acuavalle y Emcali un proyecto en el que dijeron que pondrían $23.000 millones y que ahora están en la obligación de terminar.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad