Un gran actor

Un gran actor

Agosto 13, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con su muerte, el mundo se enteró de la batalla que libró por décadas el actor estadounidense Robin Williams para hacerle frente a las personalidades que luchaban en su interior.Una, la del intérprete magistral, con un sentido del humor único, capaz de hacer reír o de enternecer con sus películas, fue la que conoció y apreció durante décadas el público de todas las edades.De la otra, la del hombre adicto al alcohol y las drogas, atrapado por los miedos, con una vida sentimental caótica y sumido en una constante depresión que al final lo llevó al suicidio, se supo el pasado el lunes.Poco hacía prever que detrás del Robin Williams efusivo que derrochaba optimismo en sus entrevistas se escondía el ser humano temeroso, dominado por el fantasma de sus adicciones.Al final éste que ganó la batalla. Pero será el otro, el que brindó tantos momentos de alegría, sensibilizó con sus películas y fue maestro de la actuación, el que permanecerá en la memoria de sus seguidores.

VER COMENTARIOS
Columnistas