Un ejemplo

Abril 07, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El medio ambiente es un patrimonio que debe ser defendido por todos los ciudadanos.Por eso, que 1.500 indígenas y campesinos asentados en la zona de la vereda Santa Rita, en Caloto se hayan unido para desalojar la maquinaria utilizada para la explotación ilegal de oro es un ejemplo que se debe seguir.Siempre se pide que el Gobierno intervenga y controle la actividad minera, pero cuando ésta es ilegal la comunidad debe colaborar para acabarla. En esta oportunidad fue la población la que con sus propias herramientas y sin violencia se encargó de sacar a quienes con esta actividad contaminan ríos, destruyen humedales y acaban con reservas forestales.Evitar que la minería ilegal siga causando estragos en el medio ambiente depende de toda la sociedad, empezando por las autoridades.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad