Tránsito y educación

Agosto 25, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El inicio de operaciones de la Autoridad de Tránsito Departamental, debe llevar a disminuir la accidentalidad en las vías del Valle y ayudar a organizar la movilidad en 17 municipios del Valle que no cuentan con recursos para tener su propia Secretaría del ramo.Esa es una buena noticia si se pretende sacar al Valle de la lista en la que ocupa el segundo puesto en el país como la región con más víctimas por accidentes de tránsito, con 20,68 muertes por cada 100.000 habitantes, cifra de por sí estremecedora para cualquier sociedad.Sin embargo, esa no es la única decisión que se requiere para disminuir la accidentalidad, el número de víctimas que deja y tener un tránsito más organizado.De poco servirán las medidas de las autoridades si estas no se acompañan con acciones para educar a los vallecaucanos en el respeto y la convivencia a la hora de manejar un vehículo.El proceso de formación, que debería comenzar en la edad escolar, se inicia por conocer las normas, comprender que son para darle orden a la movilidad pero ante todo proteger y garantizar la seguridad de conductores y peatones.De ahí que es esencial enseñar la responsabilidad que conlleva conducir, y que las reglas están hechas para resguardar la vida y la integridad en las calles.Por ello, la clave está en aceptar que el tránsito es más un asunto de educación y formación que de policía. Así se le prestará un gran servicio a la sociedad y se darán un alivio a la Policía de tránsito.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad