Tragedia y destrucción

Tragedia y destrucción

Diciembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La tragedia que causó el rompimiento de un tramo del poliducto en el municipio de Dosquebradas, Risaralda, es otra muestra de la fuerza destructora de este invierno en Colombia. Pero también es un nuevo aviso de la fragilidad en que se encuentra la infraestructura en el suroccidente en el país, que ha colapsado varias veces causando crisis económicas, desolación y muerte.Los colombianos aún tratan de entender cómo se rompe una tubería por la que se transporta combustible, éste se derrama en un río, el fuego se prende, deja 13 personas muertas y 99 más quedan heridas. Por eso, además del apoyo a las víctimas , la pregunta que demanda respuestas del Gobierno Nacional es qué sucedió en Dosquebradas, cómo fue posible que ocurriera la catástrofe y quién responde por ello. Y qué se está haciendo para blindar infraestructuras como el poliducto o el gasoducto y evitar que cada invierno se convierta en anuncio de tragedias y pérdida de vidas humanas.

VER COMENTARIOS
Columnistas