Todo sigue igual

Mayo 22, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El caos que vive Venezuela no se le puede olvidar al mundo, mucho menos a América Latina.Tras el fracaso de unos diálogos entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro que nunca empezaron realmente, hay que entender las razones para que buena parte de los venezolanos continúe levantándose en contra del gobierno.Ninguno de los problemas se ha solucionado y cada vez son más graves: la violencia sigue en sus peores niveles y poco se ha hecho para abastecer a la población de los productos básicos.Las deudas que no se han pagado han llevado a que, por ejemplo, las aerolíneas se vayan del país; se le siguen negando a la prensa las divisas para abastecerse de papel, y con una inflación que llega al 61,5% la gente padece por la pérdida de su poder adquisitivo. Nada de lo cual parece interesar a un régimen que insiste en disfrazar de democracia su totalitarismo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad