Terrorismo y paz

Octubre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Diez departamentos atacados, torres de energía destruidas, miles de personas a oscuras en Tumaco y el sur de Nariño así como voladuras incesantes de los oleoductos, es la contribución de las Farc a la paz, en la última semana. El aterrador saldo fue realizado por la Defensoría del Pueblo para pedirle a las autoridades que no descuiden a la población civil, la verdadera víctima de la oleada de terrorismo desatada por la guerrilla para demostrar que aun tiene capacidad para destruir.Quienes defienden la continuidad del proceso de diálogo en La Habana deberían tener en cuenta lo que le está sucediendo a miles de compatriotas afectados por el terrorismo. Y deberían unirse a la petición de la Defensoría, para que los ciudadanos no sigan siendo el objetivo de un grupo armado que en medio de su debilidad recurre de nuevo al terrorismo indiscriminado como argumento de negociación.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad