Tarde pero llegó

Mayo 17, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Veinticinco años se demoró la Justicia para aclarar la masacre de Segovia, Antioquia, y condenar a su principal implicado.Lo acaba de hacer la Corte Suprema de Justicia al imponerle una pena de 30 años al político César Pérez García por promover una campaña de exterminio en esa población.El motivo no pudo ser más aterrador: en 1988 Pérez García, quien tenía su fortín electoral en Segovia, perdió la Alcaldía frente a la candidata de la Unión Patriótica, entonces ideó una venganza contra el grupo de izquierda y 43 personas fueron asesinadas.Pérez, quien perdió su investidura como senador en 1993 y de forma inexplicable luego fue elegido diputado de Antioquia, muestra hasta dónde llegó el vínculo perverso entre algunos políticos y el paramilitarismo.Aunque tarde, la Corte actuó, impidió que la masacre de Segovia quedara en la impunidad y dio un paso para asegurar que la clave para hacer la paz en Colombia sigue siendo posible si se aplica la justicia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad