Solución esperada

Mayo 16, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El inicio de la construcción de la planta de tratamiento de lixiviados del clausurado basurero de Navarro, luego de tantos años de espera, le cae bien a la ciudad pues es una solución que necesitaba con urgencia.La demora en la obra fue producto de la improvisación de la Superintendencia de Servicios Públicos cuando liquidó a Emsirva, no previó una solución y le dejó a la ciudad un problema de dimensiones incalculables por el riesgo que representan los 457 mil metros cúbicos de líquidos tóxicos almacenados en el basurero de Navarro.Luego de cinco años, tiempo desde que fue clausurado el ‘Basuro’, se inicia la construcción de la planta que se espera esté operando en el 2014 y que significará reducir las posibilidades de contaminación para el río Cauca.Con esta obra queda saldada una deuda que le dejó a la ciudad la intervención apresurada de la superintendente de Servicios Públicos de la época.

VER COMENTARIOS
Columnistas