Sin doliente

Octubre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Nada justifica que una empresa como la Industria de Licores del Valle, ILV, pierda un mercado garantizado y ponga en riesgo su posición como monopolio en la región.Ahora son las denuncias por la escasez de Aguardiente Blanco del Valle y Ron Marquez en los establecimientos nocturnos y en el mercado en general, que no se estarían distribuyendo de acuerdo con la demanda por lo problemas económicos y jurídicos del único comercializador autorizado. Así se abre otra tronera por la que se cuelan los licores foráneos, se pone en riesgo un mercado natural y comienzan a perderse unos recursos que son para atender la salud de los vallecaucanos.Y mientras eso sucede, el Gobernador del Valle no toma las decisiones urgentes que se necesitan para salvar de los malos manejos y la corrupción una empresa que es patrimonio del Departamento.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad