Siguen los líos

Enero 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Dos años después de haberse entregado la remodelación del Estadio Pascual Guerrero siguen surgiendo los problemas, herencia del contrato hecho por la Administración de Jorge Iván Ospina que aún requiere de explicaciones. No solo fueron los sobrecostos de las obras, que llevaron a que se duplicara el presupuesto inicial.O las dudas que generó el convenio interadministrativo que suscribió el Municipio con el Fondo Mixto del Deporte para adelantar la remodelación.Ahora la ciudad se enfrenta a una demanda porque aún faltan $5.990 millones por cancelarles a proveedores y contratistas. Suma que la Administración actual no paga porque asegura que no están los soportes que sustenten la ejecución de esas obras. Que el Fondo Mixto responda y aclare qué pasó, y los organismos de control definan las responsabilidades sobre este nuevo lío.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad