Siete años después

Siete años después

Diciembre 16, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El Palacio de Justicia de Cali es el ejemplo de cómo una obra vital para una ciudad se retrasa por cuenta de las trabas que imponen la burocracia, la indiferencia y la gestión ineficiente.Apenas ahora, siete años y tres meses después de que un carro bomba detonado por las Farc destruyera la sede de la administración de justicia y dejara cuatro personas muertas, se completa la reconstrucción del complejo judicial.Fueron años en los que jueces y funcionarios debieron despachar en condiciones paupérrimas, con oficinas instaladas en cocinas o hasta baños y desperdigados por la ciudad.Y en que los más afectados fueron los caleños, que padecieron los problemas en la prestación de un servicio esencial como es impartir pronta y cumplida justicia.Ahora, entregadas todas las instalaciones, se espera que la Justicia en Cali opere con eficiencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
AHORA EN PORTADA
El informe inicial de las autoridades indica que el canino habría sido lanzado por un balcón desde un quinto piso. Los familiares del propietario del cachorro sostienen que se trató de un accidente.
Publicidad