Rezagados

Rezagados

Mayo 24, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La clave del mundo moderno está en los mercados internacionales y para acceder a ellos o atraer inversión extranjera, los países deben demostrar su competitividad.

Para ello hay que cumplir unos requisitos básicos como contar con la infraestructura adecuada, tener mano de obra calificada, garantizar la calidad de lo que se produce, así como asegurar la estabilidad tributaria, simplificar los procesos burocráticos y tener un Estado que sea confiable.

En la mayoría de ellos a Colombia no le va bien, según el escalafón mundial de competitividad del Instituto para el Desarrollo de la Gerencia que analiza cada año el comportamiento de 63 naciones.
El país ocupa el puesto 58 y muestra un retroceso en relación al estudio del año anterior cuando se ubicó en el 54.

Lo que refleja ese índice es que Colombia sigue mirando hacia adentro, cuando debería enfocarse en los mercados de afuera, aprovechando ventajas como su ubicación geográfica, la variedad de su clima o las posibilidades que le brinda estar sobre el mar Pacífico.

Nada cambiará mientras no se le dé el impulso necesario a la industria nacional ni se cuente con la infraestructura para facilitar las exportaciones, o mientras se persista en una tramitología absurda que dificulta la creación de empresas tanto como la llegada de inversión extranjera.

Si Colombia no da los pasos necesarios para hacer parte de la globalización, su economía continuará rezagada afectada por el monopolio y apareciendo en los últimos renglones de las listas de competitividad en el mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas