Respaldo a la Fuerza Pública

Junio 13, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El temor que sienten las comunidades del municipio de Miranda por los constantes enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla no justifica la movilización de más de mil personas que exigen el retiro de las tropas militares del Cerro Calandaima, donde tienen el puesto de control.Si bien es comprensible su temor a ser víctimas del conflicto, el origen de los combates no radica en la presencia militar, pues ésta representa la autoridad legítima.El deber las Fuerzas Armadas es proteger a las comunidades de las amenazas de la guerrilla o de cualquier forma de violencia.Al parecer la protesta, que ha llevado a estas personas a sitiar el cerro, está mal interpretando el conflicto que se vive en esta zona de alto riesgo.Si hay algo a lo que la población caucana debe oponerse es a las acciones terroristas que las Farc cometen para desestabilizar el orden público. El Ejército debe permanecer firme, garantizar la seguridad de las comunidades y defenderlas del terror conque pretendendominarlas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad