¿Quieren la paz?

Julio 13, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los secuestros de los hermanos Patrocinio y Odín Sánchez, dos en la larga lista de los que ha cometido recientemente el ELN, hacen preguntar cómo pretende negociar mientras persiste en cometer delitos atroces, de lesa humanidad y que desconocen los derechos más elementales de un ser humano.El 25 de agosto de 2013 el grupo se llevó al exgobernador Patrocinio, a quien mantuvo en condiciones precarias en la selva y lo llevó al borde de la muerte.Para evitar que eso sucediera, hace tres meses su hermano Odín decidió intercambiarse por él. El ELN exige ahora $3.000 millones -monto al que se habría bajado luego de pedir $20.000 millones- como pago para dejarlo en libertad.Es la tragedia que vive la familia Sánchez causada por ese grupo ilegal, al que no le importa destruir vidas con tal de lucrarse con sus actividades delictivas.¿O es que estos secuestrados y tantos otros que están en su poder tienen algo qué ver con el conflicto armado al que ha sometido a Colombia por más de 50 años?En la medida en que el ELN persista en tan aberrantes prácticas, no será el Gobierno Nacional sino la sociedad colombiana la que se opondrá a cualquier posibilidad de negociación.Si los cabecillas del ELN no lo quieren entender y no liberan a todos los secuestrados, el único camino que queda es el de combatir sus procederes inhumanos, atroces y más cercanos a la delincuencia común.

VER COMENTARIOS
Columnistas