Qué viva la Filarmónica

Febrero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Tras nueve años de briega para mantener con vida la Orquesta Filarmónica de Cali, Proartes anunció que no seguirá administrando la institución, lo que en plata blanca significa liquidarla. Con ello se produce un golpe de grandes consecuencias para la cultura de Cali y el Valle. Durante muchos años la Orquesta Sinfónica del Valle y luego la Filarmónica le enseñaron a los vallecaucanos la belleza que hay en la música clásica y las maravillas que se logran cuando una orquesta de esas características se acerca a la música popular. Fue una permanente educación sobre el respeto a la diversidad que hay en la música y de la convivencia que hace posible la cultura universal.Por eso, el Valle y Cali no pueden dejar desaparecer la Filarmónica. Es hora de acompañar el esfuerzo del Municipio, del Ministerio de Cultura y de Proartes por impedir la desaparición de la Orquesta.

VER COMENTARIOS
Columnistas