Que sea feliz

Julio 14, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

La alegría con la cual el país recibió el traspaso de James Rodríguez al Bayern Münich refleja el cariño y el agradecimiento de los colombianos por los buenos momentos que les ha brindado.

El ‘diez’ de la selección nacional de fútbol ha demostrado ser un jugador excepcional, razón por la que el Real Madrid el más cotizado del mundo lo contrató por una suma enorme.

Ahí brilló, protegido y orientado por Carlo Ancelotti en su primera temporada, hasta que el italiano partió y James no tuvo oportunidades de consolidarse como titular.

Con la llegada de Zidane a la dirección técnica del Real, fueron pocos los partidos que estuvo en el campo de juego, lo cual generó tensiones e incertidumbre sobre las posibilidades de su carrera en el Madrid.

James no fue feliz ni pudo hacer felices a los colombianos con su fútbol en España.

Si Zidane no entendió el gran prospecto que tenía en el joven cucuteño, Ancelotti sí ha reconocido sus condiciones y por eso lo pidió para su equipo.

Esta es la oportunidad para que el jugador recupere la confianza, muestre su calidad con el club alemán y su buen fútbol se vea reflejado en la Selección Colombia.

Ahora es el tiempo para que James vuelva a ser feliz y transmita a sus compatriotas ese sentimiento.

VER COMENTARIOS
Columnistas