¡Qué paradoja!

¡Qué paradoja!

Abril 09, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Es una paradoja que un país con dos océanos y entre los más ricos por sus recursos hidrográficos tenga que importar 180 millones de toneladas de pescado desde Asia.

No se necesita hacer mucho análisis para saber que ese es el resultado de que el Estado no ha hecho lo que le corresponde para apoyar y promover la industria nacional de la pesca.

La ayuda se ha limitado a entregar subsidios, en lugar de darles más herramientas a los pescadores para que puedan hacer empresas rentables para ellos y que puedan cubrir la demanda de los colombianos.

Tampoco se les han enseñado a cuidar los recursos naturales que hay en sus mares y ríos, que si se extraen de forma sostenible les garantizan los ingresos necesarios para tener una mejor calidad de vida mientras ayudan al progreso de sus regiones.

Es lo que se debió hacer de tiempo atrás por ejemplo en nuestro Pacífico, un mar pletórico en fauna y flora.

Es ahí a donde llegan barcos de cualquier parte del mundo para hacer jornadas ilícitas de pesca y llevarse sin permiso y sin control los recursos marinos nacionales.

No sería raro que muchas de esas 180 millones de toneladas de pescado que se están comprado en Asia, se hayan extraído ilegalmente de aguas colombianas y ahora se tenga que pagar por ellas.

VER COMENTARIOS
Columnistas