Que no se pierda

Que no se pierda

Agosto 17, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Es entendible el temor que sienten en Buga por la construcción de un espacio de rehabilitación para menores infractores cuando se ven los problemas que tienen centros juveniles como el del Valle del Lili en Cali, donde constantemente se protagonizan fugas y motines.Sin embargo, construir un nuevo lugar que tenga la capacidad de recibir y reformar a más muchachos es una necesidad urgente.Por eso, hay que pedirles al Concejo y a los habitantes de Buga lleguen a un acuerdo con el Gobierno Nacional para que no se pierda el proyecto ni los recursos destinados para su construcción.Por su parte, las autoridades están obligadas a garantizar que este nuevo centro de reclusión de menores infractores cuente con las garantías que brinden tranquilidad a los bugueños. Así, no solo esta ciudad estaría aportando a la solución del problema, sino que se le brindaría a estos jóvenes infractores la oportunidad de una verdadera rehabilitación.

VER COMENTARIOS
Columnistas