¿Que no hay dónde?

Enero 12, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A Cali se le reconoce por ser una ciudad verde, producto de haber conservado amplios sectores arborizados.Por eso sorprende que, según la anterior administración del Dagma, en sus 564 kilómetros cuadrados de extensión la ciudad no “presente una amplia oferta de zonas verdes públicas para una repoblación forestal de alta densidad”.Esa respuesta dada a un caleño que exigió saber, a través de un derecho de petición, por qué no se habían sembrado aún los 25.000 árboles con los cuales se deben compensar a la ciudad por los que se han tumbado con las megaobras, es inexplicable.Y suena más a excusa para eximir a los contratistas y al Municipio de las obligaciones que adquirieron con las obras que se adelantan.En Cali sí hay dónde sembrar más árboles que permitan conservarla verde, por lo cual es oportuno que la nueva directora de la entidad ambiental revise la decisión y asegure que hará cumplir el compromiso.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad