¡Qué desperdicio!

Mayo 18, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Conseguir los recursos para financiar las obras que necesitan las poblaciones para su progreso no es una labor sencilla. Por eso preocupa que tras el esfuerzo para obtener los dineros, estos se pierdan por falta de gestión o por la lentitud de las administraciones municipales en concretar los proyectos que fueron aprobados.Esa es la alerta que lanzó el Departamento de la Prosperidad Social, DPS, sobre los $7.300 millones destinados a infraestructura social y comunitaria en el Valle del Cauca, que están a punto de perderse porque los procesos de licitación no se han comenzado.En esa situación se encuentran municipios como Dagua, Obando, La Unión o La Victoria, y ciudades como Palmira y Buga, donde se está dejando pasar la oportunidad de hacer obras viales, de mejoramiento de vivienda, adecuación de sedes deportivas y ampliaciones en instituciones educativas.Esta no es la primera vez que en el Departamento se pueden perder recursos nacionales destinados al Valle, afectando así la posibilidad de mejorar la infraestructura y beneficiar a su población.Si en algunos de los municipios el problema está en la falta de experiencia, entonces que pidan asesoría. Con todas las necesidades que tiene el Departamento y lo difícil que es conseguir plata de la Nación, nada justifica que los recursos escasos sigan en el limbo con altas probabilidades de perderse.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad