Protesta e ilegalidad

Junio 28, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La protesta es un derecho constitucional al que pueden recurrir todos los colombianos.Pero cuando se hace de forma violenta y con la intención de mantener una actividad ilegal, pierde todo su sentido.Fue lo que hizo ayer un grupo de mototaxistas en Cali, que no contentos con paralizar el Sistema de Transporte Masivo, la emprendieron contra los buses articulados, ocasionándoles daños a cinco de ellos y heridas a varios pasajeros.El derecho al trabajo que reclaman frente a los operativos que adelanta el Tránsito contra el transporte pirata, no es un argumento.Su actividad es ilegal y no cumplen con los requisitos ni los controles que permiten garantizar la seguridad e integridad de los pasajeros.Más allá de los inconvenientes que aún presenta el MÍO para prestar el servicio en un 100%, en Cali no se puede permitir la piratería en el transporte público.

VER COMENTARIOS
Columnistas