Promesas incumplidas

Promesas incumplidas

Agosto 30, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La invasión del jarillón del río Cauca se convirtió para Cali en un problema mayor, peligroso y que llevó a una situación de anormalidad que duró años.Hace cuatro meses, y presionados por los riesgos que dejó en evidencia la temporada invernal, se logró una solución cuando la Alcaldía pactó el desalojo con 700 familias invasoras.Para que la solución funcionara a largo plazo, era necesario que se generara confianza en las autoridades y sus promesas.Pero ahora, el polvorín está que estalla porque la Alcaldía incumplió los compromisos de darles a las familias desalojadas, además de subsidios para arriendo, facilidades para conseguir un lote y construir sus casas.Si los problemas se quieren resolver por las vías de la persuasión, tiene que haber garantía de que se cumpla lo pactado, de lo contario se corre el riesgo de que los líos se vuelvan más grandes, como está ocurriendo con los invasores del jarillón.

VER COMENTARIOS
Columnistas