Promesa incumplida

Promesa incumplida

Mayo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Hace cinco meses debió ser inaugurado el Centro de Seguridad y Convivencia en el distrito de Aguablanca, proyecto crucial para disminuir la criminalidad en el sector. Pero hasta hora se ha quedado en promesa, mientras las entidades que debían realizar el proyecto se acusan entre sí de no aportar los recursos y hacer posible que funcione. El Municipio debe convencerse de que este proyecto no es un embeleco, sino una estrategia que apela a herramientas distintas a la represión para entender el fenómeno de la delincuencia en esta zona de la ciudad y ayudar a combatirlo.Por eso el Centro integra la labor de la Policía con el de otras entidades como la Defensoría del Pueblo, el Sena y el Icbf. Mientras más se dilate su apertura, más aumenta el riesgo para los habitantes de una zona cuya inseguridad tiene su raíz en la intolerancia y la falta de diálogo, y no sólo en el accionar de bandas criminales.

VER COMENTARIOS
Columnistas